Alimentación ayurvédica para ser un yogi

La alimentación de un yogui también recibe el nombre de Dieta Sáttvica o yóguica, ya que purifica la mente, siendo su objetivo mejorar la práctica y desarrollar la mente. El Ayurveda es una rama del Yoga, ya que forma parte de sus aspectos externos al permitir una forma pacífica (sátvica) de sanación del cuerpo físico.

Como suelo decir durante mis clases, todos somos yoguis y cada uno de nosotros está haciendo una etapa de su camino espiritual, hasta llegar a su unión con Dios, por lo que este tipo de alimentación es buena para las personas que usan mucho su mente, ya que mejora la calidad y energía mental.

Es beneficiosa para los trastornos mentales, ya que ayuda a restaurar la armonía y el equilibrio de la mente. Es adecuada para personas convalecientes. Ayuda a tonificar y a reconstruir los siete tejidos del organismo (dathus). Es una dieta beneficiosa para todos los seres humanos porque mejora su nivel de conciencia.

La dieta yóguica es Lacto-vegetariana. Está compuesta de cereales, legumbres, frutas, hortalizas, frutos secos, semillas y productos lácteos. Además de ser sencilla, ligera, contempla los efectos que ejercen la comida sobre la mente y el cuerpo, ya que deben ser de energía pura para que no alteren la mente.

Hay 3 fuerzas cósmicas (Gunas) que pueden predominar en los alimentos que consumimos y que constituyen su energía sutil. La alimentación de un yogui debe basarse en alimentos sáttvicos, que son los que estimulan las virtudes en el ser humano, nos traen claridad mental, equilibrio natural, paz, armonía, salud y felicidad. Calman la mente y nos dirige hacia una vida con conciencia.

Esta dieta se compone de alimentos puros, de preparación sencilla, pocas combinaciones, sin sabores extremos, de calidad y cantidad adecuada, y por supuesto todo esto hará que sea de fácil digestión. Se considera dentro del grupo de alimentos sáttvicos a todas las frutas, casi todos los vegetales y verduras, los lácteos, las almendras, el arroz basmati, cereales como el trigo y la avena, la mayoría de las hierbas y especias, y la miel.

Deben evitarse todos los alimentos que se han obtenido causando daño a seres vivos, como la carne y el pescado. Además de que tampoco son recomendables aquellos alimentos preparados en entornos tóxicos o con un exceso de fertilizantes o aerosoles químicos. Se ha comprobado que los productos de origen animal tienen un alto contenido de colesterol, ácido úrico, aditivos y conservantes, todos ellos causantes de numerosas enfermedades, ya que tienden a acidificar el pH de nuestro organismo (arteriosclerosis, artrosis, infarto, hipertensión, artritis, la gota, etc).

La acumulación de ácido úrico en las articulaciones produce artritis, mientras que el colesterol obstruye las arterias y reducen el flujo sanguíneo al cerebro.

La cría de animales se ha convertido en un comercio, a estos seres vivos se les administran grandes dosis de antibióticos para prevenir enfermedades y hormonas para acelerar su crecimiento y favorecer su fertilidad. Estos residuos (antibióticos y las hormonas) se almacenan en las células de estos animales y pasan al organismo del consumidor. Actualmente disponemos de muchas fuentes de proteínas y esta violencia y toxicidad es innecesaria.

Las fuentes de proteínas son: Las legumbres, frutos secos como las nueces, los cereales como la quínoa, así como de mejores fuentes vegetales de hidratos de carbono, grasa, fibras, vitaminas y minerales.

El yoga aconseja una actitud yóguica (práctica de Yama y Niyama) y dentro de estos principios está una  dieta lacto-vegetariana por razones morales, espirituales y de salud. La dieta es una parte esencial del yoga porque da el bienestar al cuerpo físico que facilita la paz mental. La alimentación yóguica es una disciplina del cuerpo y de la mente, que está en armonía con el principio espiritual de respeto a la vida, conocido con el nombre de AHIMSA (no violencia).

El annamaya kosha (cuerpo físico) está hecho de comida. Una parte sutil de la comida se convierte en energía para nuestra mente. La comida es la clave de una vida sana. Nos ayuda a evitar dolencias físicas para que la mente pueda concentrarse, expandirse  y conectar con el espíritu.

Como siempre, recuerden que para el Ayurveda cada ser humano es único tanto física como mentalmente, y a pesar de que una alimentación yóguica equilibra a los 3 doshas, deben tomarse en cuenta las características específicas de cada persona.

Para algunas personas puede contener los nutrientes necesarios, pero para otras, según su condición y el esfuerzo físico diario que desempeñe puede no serlo. Esta alimentación tiende a sensibilizar la mente, por lo que puede no ser recomendable para aquellas personas que son hipersensibles, y se alteran fácilmente con el ruido, las aglomeraciones y el estrés.

Resultado de imagen de mandalas

“De la cualidad Sattva nace el conocimiento, de Rajas proviene la codicia y de Tamas deriva la confusión, el delirio y la ignorancia.” Bhagavad Gita XIV, 17

Este post ha sido escrito por Fernanda Montoya Rincón (Educadora en Salud Ayurvédica de The Natural Equilibrium).

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Televisión Consciente
Televisión Consciente es la plataforma de video en la que podrás encontrar clases de Yoga, cursos de meditación y tantra, un curso de superalimentos y miles de videos gratuitos de las temáticas que más te interesan.

Discussion — No responses