El Mindfulness paso a paso

practica-yoga-rutina-diaria

¿Qué es el Mindfulness?

Mindfulness es una práctica milenaria de origen oriental que trata de concentrar toda nuestra atención en el ahora. Puede sonar sencillo, pero en realidad no lo es, ya que vivimos en un día a día cargado de responsabilidades, prisas y “tengo qué”.

No es de extrañar que la ausencia de pasado (depresión) y la ausencia de futuro (ansiedad) sean las principales causas de infelicidad en nuestra sociedad.

Sin darnos cuenta, nuestra mente se centra en lo que ya pasó o en lo que puede suceder, olvidando que lo único que existe es el presente y dejándolo de vivir intensamente.

Mindfulness invita a quien lo practica a parar, relajarse, dejar un lado el pasado, el futuro y darle atención a lo que sucede en ese mismo instante que se vive.

¿Qué significa Mindfulness?

Traducido viene a ser como “atención plena”. La palabra en inglés proviene de una traducción del idioma pali, la palabra “sati” que significa atención pura, recepción, plena conciencia de los pensamientos, emociones y acciones de uno mismo.

Podría decirse que se trata de ser consciente de todo lo que pasa a tu alrededor y en ti mismo en el ahora. Y como siempre es ahora, supone vivir en un constante estado de atención, permitiéndote saborear al máximo tu vida.

¿Cómo practicar Mindfulness?

Para practicarlo, no hay que ser un iluminado, tener un conjunto a la última moda de yoga o aprender a tocar los cuencos tibetanos. Es todo mucho más simple.

Puedes practicar Mindfulness mientras comes, cuando juegas con tu perro, mientras trabajas, caminas o te das una ducha al llegar a casa.

Afortunadamente, no requiere de materiales ni conocimientos previos, únicamente necesitarás ganas y perseverancia, pues si nunca lo has hecho, quizás en el comienzo te disperses fácilmente y te distraigas.

Pero tranquilo, practicando se consigue alcanzar una mayor concentración y es así como vas a practicar el auténtico Mindfulness, moviendo una y otra vez tu atención de un lado a otro y reconociendo cuando te estés perdiendo en tus pensamientos.

Tan sólo busca algo para hacer y hazlo con total consciencia de lo que estás haciendo. Si por ejemplo, vas a cocinar, presta toda tu atención a ello. Observa los ingredientes, huélelos, tócalos, corta observando cómo se parten, mezcla sintiendo cómo se funden, etc.

El origen del Mindfulness

Esta enseñanza tiene su origen en el budismo y data de unos 2.500 años a.C. en la India. ¡Casi nada!

Digamos que llegó a occidente a través de los colonizadores del imperio Británico a finales del siglo XXI, que se fascinaron con las personas que vivían aparentemente en paz y se conocían tan profundamente y decidieron correr la voz al llegar a su tierra.

Muchos aristócratas estudiosos de la filosofía y teosofía viajaron a India para explorar conocer mejor de qué trataba el Mindfulness y para difundir estos conocimientos que parecían tan milagrosos.

Con el paso del tiempo se ha expandido alrededor del mundo y millones de personas se acercan más a este estilo de vida basado en la atención plena.

Diferencias entre Mindfulness y la meditación

Una y otra no están reñidas, hay que aclararlo. Pues meditar en cierto modo requiere de una consciencia plena. Y puedes practicar Mindfulness mientras meditas.

Pero eso sí, para practicar Mindfulness no es necesario estar meditando. No necesitas colocarte  en posición de loto, escuchar ningún mantra o hacer ningún mudra. Tampoco dejar la mente en blanco.

Cuando meditas únicamente has de ser. Sin embargo, cuando practicas Mindfulness, además de ser presencia pura como en la meditación, practicas la aceptación, te desligas de la identificación, del constante juicio y te concentras en la observación.

Beneficios del Mindfulness

El Mindfulness está indicado para personas de todas las edades, sexos, razas y todo lo que se te pueda ocurrir. Es para todos. Pero especialmente, se recomienda a personas que padezcan depresión o ansiedad, enfermedades muy a la orden del día.

  • Aumenta la capacidad de concentración
  • Aumenta la creatividad a la hora de resolver problemas
  • Aumenta las sensaciones de bienestar y vitalidad
  • Mejora el metabolismo físico
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Reduce el cansancio y la fatiga
  • Equilibra la tensión arterial
  • Reduce el estrés
  • Contribuye al autoconocimiento
  • Mejora la gestión emocional
  • Libera de patrones automáticos e inconscientes
  • Mejora la autoconfianza
  • Nos ayuda a ser más compasivos
  • Nos hace disfrutar más la vida
  • Combate el insomnio

Y otras muchas más razones podrás encontrar para comenzar a practicar Mindfulness desde ahora.

Es hora de que famoso “carpe diem” que tanto se puso de moda hace años comience a reinar en nuestro día a día.

¿Te animas a probar con nosotros un estilo de vida Mindfulness?

 

 

 

 

Post escrito por Lorena Molinero – Experta en Mindfulness.
4.50 avg. rating (83% score) - 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *