Septiembre, el momento perfecto para practicar yoga en casa

Me encanta ir a clase de yoga. Desde que empecé a practicar, hace más o menos mil años, no he dejado de acudir a todo tipo de lecciones, formaciones, talleres y retiros. Siempre aprendo algo. Y la experiencia de encontrar un buen maestro o maestra es incomparable.

Al principio solo iba a clase, no tenía una práctica de yoga en casa. Pero, con el paso del tiempo, empecé a necesitar hacer algunas asanas en casa. No es algo que pase de la noche a la mañana, pero poco a poco, vas descubriendo la belleza de practicar a solas, de hacer de tu esterilla un lugar de encuentro contigo misma.

Es cierto que cuando empecé a hacer yoga por mi cuenta solía necesitar mucho tiempo y espacio por delante para mi práctica. Sin embargo, ahora me basta un hueco del tamaño de mi esterilla a los pies de una habitación de hotel para realizar mi práctica.

El yoga es un viaje de autoconocimiento e introspección: No necesitas abrir tu esterilla al lado de otras diez personas en el estudio de moda para practicar.

Todo el espacio que necesitas es tu propio cuerpo, y no hay mejor playlist que el sonido de tu respiración.

Septiembre, con el comienzo de un nuevo curso escolar, es un momento muy propicio para marcarse nuevos objetivos y establecer nuevos hábitos.

Así que si quieres iniciar esta aventura de descubrite a ti misma a través de tu práctica de yoga en casa, estos son los cinco pasos para empezar:

1. Adquiere un compromiso contigo misma

El yoga es una práctica personal donde la única persona importante eres tú. Lo primero que tienes que hacer es fijarte un calendario razonable y alcanzable.

Es crucial que planifiques tus sesiones: el domingo por la noche, por ejemplo, toma un ratito para pensar en qué momento puedes situar tu yoga cada día y cuánto tiempo le puedes dedicar, y apúntalo en tu agenda.

Una vez hecho esto, firma un contrato contigo misma, adquiere el compromiso de respetar el horario que te has marcado como si fuera una cita con el médico. Sin excusas.

2. Elije un lugar adecuado

Empieza por encontrar un lugar adecuado en tu casa. Si tienes la suerte de tener una habitación extra a la que des poco uso, tal vez puedas utilizarla como tu sala de yoga en casa. Deshazte de todo lo que sobra en ese espacio y quédate solo con las cosas que realmente son útiles o importantes. Asegúrate de reservar espacio suficiente para tu esterilla y algunas props (como bloques, un cojín de meditación, etc.) Da rienda suelta a tu creatividad y personalidad para decorarla. Puedes montar un pequeño altar con cosas que tengan un significado para ti.

Sino elige un espacio de la casa donde entre tu esterilla y que se pueda aislar del resto de la vivienda con una puerta o algo similar. Es importante que sea un sitio que te permita cierto aislamiento y recogimiento durante tu práctica.

3. Conviértelo en un ritual

Un consejo de los expertos a la hora de implantar un hábito en nuestra vida es vincularlo a otros hábitos que ya tengamos, que estén profundamente asentados en nuestras rutinas. Hábitos que tengan que ver con la alimentación o la higiene pueden servir, por ejemplo. Así puedes plantearte: voy a practicar todos los días antes de comer, o después de la ducha.

También puedes vincularlo a cosas que haces diariamente por obligación: voy a hacer mi yoga antes de ir a por los niños al cole.

4. Elige tus clases y disfrútalas cuándo y dónde quieras

Televisión Consciente te da la oportunidad de disfrutar de clases de yoga, meditación, alimentación saludable desde tu móvil, tablet, Smart TV y ordenador. Cientos de clases con todos los estilos del yoga, adaptados a todos los niveles con los que crecer en tu práctica personal. Disfruta de tu suscripción mensual por solo 9,99€ o anual por 69€ con la que te llevarás una esterilla de yoga ecofriendly.

¿Mi consejo? Si eres principiante mejor si eliges clases de vídeo, que expliquen cada movimiento de una manera detallada como las de Televisión Consciente.

5. Disfruta

El momento de tu práctica te pertenece solo a ti. No solo puedes sino que debes dejarlo todo a un lado en ese momento y dedicarte a disfrutar de la experiencia de tu cuerpo en movimiento, de tu respiración acompasada y lenta. Tu esterilla no tiene espacio para tus preocupaciones, o sentimientos de culpa ya que estos pertenecen al futuro o al pasado. Yoga siempre es presente, puro presente.

Si disfrutas cada minuto de tu sesión de yoga en casa, esta se convertirá para ti en algo así como una recompensa, y te resultará mucho más fácil convertirlo en un hábito.

Estos son solo los primeros pasos para iniciar un camino tan largo como reconfortante, donde lo importante no es el destino sino el viaje mismo.

Imagen relacionada

Noelia Insa, Insayoga.com, es profesora de yoga, mamá, blogger y emprendedora digital. Colaboradora en Televisión Consciente.

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes
Televisión Consciente
Televisión Consciente es la plataforma de video en la que podrás encontrar clases de Yoga, cursos de meditación y tantra, un curso de superalimentos y miles de videos gratuitos de las temáticas que más te interesan.

Discussion — No responses