El Yin y el Yang

El Yin y el Yang ha formado parte de la corriente filosófica del taoísmo (y la filosofía china antigua en general) durante miles de años pero también, de manera reciente, se ha incorporado a las nuevas olas espirituales que hunden sus raíces en las tradiciones milenarias. El yin y el yang es un elemento que ya forma parte de la cultura pop occidental (camisetas, colgantes, portadas de discos) y a las creencias New Age. De hecho, incluso se ha tratado de incorporar este concepto a terapias holísticas no fundamentadas en la psicología ni en la medicina basadas en la evidencia científica; un concepto que aboga por un existencialismo en armonía y que no puede ser compatible con el oxímoron que supone una medicina no científica.

«Según este concepto,  cada ser, objeto o pensamiento posee un complemento del que depende para su existencia y que a su vez existe dentro de él mismo.»

De esto se deduce que nada existe en estado puro ni tampoco en absoluta quietud, sino en una continua transformación. Además, cualquier idea puede ser vista como su contraria si se la mira desde otro punto de vista. En este sentido, la categorización sólo lo sería por conveniencia. Es decir: lo bueno y lo malo no existen como conceptos universales. El Ying/Yang enseña que dentro del ser más puro habita un poco de maldad, y que en el ser más malvado, existe una semilla de bondad. Que todo es relativo y que es importante ponerse en el otro punto de vista para poder comprender el cuadro completo.

«El yin y el yang no pueden aspirar a la independencia, ya que no pueden existir el uno sin el otro. Por ejemplo, el día no puede existir sin la noche, ni la luz sin la oscuridad.»

Tirando del hilo conceptual, el ying/yang supone una refutación a la dictadura moral de conceptos que se pretenden universales, y que las religiones monoteístas han establecido como dogmas de fe. Nos invita a sentarnos en la mesa camilla con nuestros semejantes y a descubrir, tras sus disfraces, que podemos descubrirnos a nosotros mismos en el interior de cada uno.

Si quieres saber más de las grandes enseñanzas de los maestros orientales, suscríbete a Televisión Consciente y participa de la sabiduría de los grandes maestros.

 

 

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *