Las cosas no son como empiezan, sino como acaban. Después de un día duro es muy importante dedicarse un tiempo antes de iniciar la rutina de sueño. Repasa mentalmente tu día, piensa los aspectos en los que podrías haber hecho algo para mejorarlo, plantéate qué vas a cambiar para que mañana sea un poco mejor que…