El árbol que no sabía quien era

Marta Nieto cuenta, a través de un precioso cuento, las diferentes asanas de equilibrio, de forma que los niños puedan disfrutar de ésta rutina.