Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquíSi continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

Música cristiana, canto gregoriano

Musica cristiana, canto gregoriano

 

El canto llamado gregoriano es un tipo de canto llano (simple, monódico y con una música supeditada al texto) utilizado en la liturgia de la Iglesia Católica Romana, aunque en ocasiones es utilizado en un sentido amplio o incluso como sinónimo de canto llano.

Las extraordinarias vibraciones del canto gregoriano se encuentran también en la música popular y pueden hallarse en obras clásicas como el Mesías y el Ave María de Händel. Como indica Abbot Philip, la ciencia ha descubierto que el canto tiene beneficios para la salud. A finales de los años sesenta Alfred Tomatis, un médico francés especialista en la función del oído humano, llevó a cabo un experimento en un monasterio benedictino en el que los monjes sufrían de fatiga y depresión.

Tomatis descubrió que un nuevo decreto había eliminado las 6-8 horas habituales de canto que los monjes hacían y, en un breve período, se sintieron incapaces de desarrollar sus tareas. Cuando Tomatis sugirió reinstaurar los cánticos diarios los monjes se recuperaron rápidamente y pudieron retomar su exigente programa de oración y trabajos. Tomatis llegó a la conclusión de que el canto afecta a los huesos, que son estimulados a una frecuencia de unos 2.000 Hz. El sonido de los cantos, concluyó, proviene literalmente de los huesos y no de la boca.

 

En 2008, los monjes cistercienses de la Abadía austriaca de Heiligenkreuz grabaron el CD Cantos-Música para el Paraíso, que se convirtió en el disco más vendido en las listas de pop y llegó al nº 7 en las listas del Reino Unido. En Estados Unidos, el disco se lanzó con el título Cantos-Música para el Alma y alcanzó el nº 1 en las listas de música clásica de Billboard.

 

Descubre las ventajas de la meditación online
Vídeos para manejar el estrés, vivir mejor, dormir, controlar la ira...
CLICK AQUÍ

 

Se hizo evidente que escuchar canto gregoriano aumentaba la producción de ondas alfa en el cerebro, reforzando la fama del canto gregoriano como música relajante. Los maestros de meditación de la tradición zen generan en sus cerebros más ondas alfas durante la meditación. Este hecho ha propiciado la creación de programas formativos de retroalimentación biológica para el alivio del estrés.

Así pues, cuando escuchamos cantos gregorianos generamos más ondas alfa y cuantas más ondas alfas generemos más nos aproximaremos a la calma que posee un maestro Zen durante la meditación.

Los cantos gregorianos no son los únicos cantos que nos ayudan a relajarnos. Si buscas en YouTube puedes encontrar todo tipo de cantos que podrían ayudarnos a meditar, relajarnos y encontrar la paz.

 

Compartir: