Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

Quién fue Gandhi

 

Mohandas Karamchand Gandhi fue un abogado de origen indio formado en Inglaterra y que trabajó en Sudáfrica. Consiguió fama política organizando a la comunidad india contra el injusto sistema del apartheid en Sudáfrica. Durante su lucha, desarrolló una nueva técnica de protesta no violenta llamada “satyagraha”, que podría traducirse como dominio moral. Fue por tanto heredero de las antiguas tradiciones de Gautama Buda, Mahavira y el emperador Ashoka y, posteriormente, recibió el título de Mahatma o Alma Grande. Gandhi, devoto practicante de la religión hinduista, también propugnó una filosofía moral de tolerancia, hermandad de todas las religiones, no violencia (ahimsa) y vida sencilla. Adoptó el tradicional estilo de vida hindú basado en la austeridad, que le granjeó gran popularidad y le convirtió en el indiscutible líder del Congreso. Como dijo Jawaharlal Nehru, “fue una intensa corriente de aire fresco que nos permitió estirarnos y respirar a pleno pulmón” y revitalizó el Movimiento por la Independencia.

Bajo el liderazgo de Gandhi, el Congreso organizó una serie de movimientos sociales, como el Movimiento de no Cooperación de 1920-1922 y el Movimiento de Desobediencia Civil en 1930. Este último se desencadenó por la Marcha de la Sal, cuando Gandhi atrajo la atención del país liderando a un grupo de seguidores desde su ashram de Sabarmati en un viaje de 320 km hasta el pueblo de Dandi en la costa oeste, con el fin de obtener su propia sal violando así simbólicamente la prohibición de los ingleses.

Se trataba de movimientos populares en los que personas de todas las castas y partes de India participaron con verdadero fervor. Las mujeres también jugaron un papel activo en la lucha. Sarojini Naidu, Aruna Asaf Ali y Bhikaji Cama, por nombrar a algunas, inspiraron a muchos para dar los primeros pasos en el camino hacia la emancipación y la igualdad. En agosto de 1942, se lanzó el movimiento por la liberación de India. “Quiero la libertad inmediatamente, esta misma noche antes de que amanezca si es posible. Liberaremos India o moriremos intentándolo. No viviremos para ver cómo se perpetua nuestra esclavitud”, declaró Gandhi cuando los ingleses reprimieron con brutalidad el movimiento no violento satyagrahis.

Se hizo evidente que los británicos sólo podrían mantener el imperio soportando un enorme coste. Al final de la Segunda Guerra Mundial se dieron cuenta de ello y pusieron en marcha diversas iniciativas constitucionales para realizar la transferencia de poder al Estado Soberano de India. Por primera y quizás única vez en la historia, la dominación de un poderoso imperio global en el que el “sol nunca se ponía” había sido desafiada y superada por el poder moral de un pueblo armado solo de ideales y coraje.

 

Compartir:

Gandhismo

El Gandhismo hace referencia a las ideas y principios promovidos por Gandhi. La resistencia no violenta es de especial importancia. Un gandhiano es una persona seguidora de las ideas de Gandhi. M.M. Sankhdher considera que el Gandhismo no es una postura específica sobre metafísica o filosofía política. Más bien se trata de un credo político, una doctrina económica, una perspectiva religiosa, unos preceptos morales y, sobre todo, una visión humanitaria del mundo. El Gandhismo no busca sistematizar la sabiduría sino transformar la sociedad y se basa en la fe en la bondad del ser humano. No obstante, el propio Gandhi no aprobó la noción de “Gandhismo” como explicó en 1936:

 

Disfruta del Yoga
desde Casa
Clases con los mejores profesores en los paisajes más increíbles
CLICK AQUÍ

 

No existe algo como el “Gandhismo” y no deseo que se forme una secta tras mi desaparición. Yo no he creado ningún principio o doctrina nuevos. Simplemente he intentado aplicar a mi manera las verdades eternas a nuestras vidas y problemas cotidianos. Mis opiniones y conclusiones no son permanentes. Podría cambiar de opinión mañana. No tengo nada nuevo que enseñar al mundo. La verdad y la no violencia son tan antiguas como las montañas.

Verdad y Satyagraha

Gandhi declaró que su mayor batalla fue superar sus propios demonios, temores e inseguridades. Gandhi resumió sus creencias cuando dijo: “Dios es la Verdad”. Posteriormente cambió su declaración a “La Verdad es Dios”. Por tanto, en la filosofía de Gandhi Satya (verdad) es “Dios”.

La esencia de Satyagraha (un nombre inventado por Gandhi que significa “adhesión a la verdad”) es la eliminación de los antagonismos sin dañar a los antagonistas y buscar la transformación o “purificación” de los mismos. Un eufemismo a veces utilizado para referirse a Satyagraha es que es una “fuerza silenciosa” o “fuerza del alma” (un término utilizado por Martin Luther King durante su famoso discurso “He tenido un sueño”). Proporciona al individuo poder moral en lugar de poder físico. Satyagraha también se denomina “fuerza universal” puesto que en su esencia “no diferencia entre parientes y extraños, jóvenes y viejos, hombres y mujeres, amigos y enemigos”.

Gandhi escribió: “Debemos evitar la impaciencia, barbarie, insolencia y presiones. Si queremos cultivar el verdadero espíritu de la democracia no podemos ser intolerantes. La intolerancia destruye la fe en los objetivos.” La desobediencia civil y la no cooperación practicada por la Satyagraha se basan en la “ley del sufrimiento”, una doctrina que propugna que la resistencia del sufrimiento es un medio para conseguir un fin. Este fin suele implicar una elevación moral o avance del individuo o la sociedad. Por tanto, la no cooperación en Satyagraha es de hecho un medio para asegurar la cooperación del oponente en su búsqueda de la verdad y la justicia.

 

No violencia

Aunque Gandhi no fue el creador del principio de la no violencia, fue el primero en aplicarlo en política a gran escala. Los conceptos de no violencia (ahimsa) y no resistencia tienen una larga historia en el pensamiento religioso de India. Gandhi explica su filosofía y forma de vida en su autobiografía La historia de mis experimentos con la verdad. Más tarde se dio cuenta de que tal nivel de no violencia requería una enorme fe y coraje, algo que a su juicio no todo el mundo poseía. Por tanto, manifestó que no todos debían adherirse a la no violencia, sobre todo si iba a utilizarse para esconder la cobardía y dijo: “cuando solo se puede elegir entre cobardía y violencia, yo prefiero la violencia”.

Por tanto, Gandhi fue censurado por sus detractores políticos por criticar a aquellos que buscaban conseguir la independencia mediante acciones violentas.