Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

Cúrcuma

curcuma-beneficios

 

Si habitualmente cocinas con curry, podrías espolvorear la comida con un poco más de cúrcuma. Las investigaciones muestran lo que países como India y Sri Lanka sabían desde hace siglos: que esta especie anaranjada no solo sirve para potenciar el sabor de los alimentos. Utilizada durante más de 4.000 años para el tratamiento de numerosas dolencias, la curcumina –la sustancia activa de la cúrcuma– podría ayudar a prevenir la demencia y el cáncer.

Según el Informe Mundial sobre el Alzheimer de 2009, el 3,6% de los habitantes del sur de Asia mayores de 60 años sufren demencia, frente al 6,4% en Australia y el 7,2% en Europa Occidental. Asimismo, la OMS señala que la incidencia del cáncer en India es significativamente menor que en la mayoría de los países más desarrollados, como Estados Unidos.

¿Se debe esto a la cúrcuma? El investigador del cáncer Ralph W. Moss así lo cree. Afirma que la cúrcuma es un antiinflamatorio natural que inhibe el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en los tumores y es un potente antioxidante. Pero antes de comenzar a tomarla a cucharadas llenas, hay que escuchar lo que dice la nutricionista australiana Aloysa Hourigan: “la curcumina es sólo un antioxidante y podría tener su función, pero no creo que exista un super remedio que lo resuelva todo”.

Asimismo, muchos de los estudios han sido realizados con animales y en laboratorio, por lo que para la medicina occidental las pruebas no son concluyentes. No obstante, la cúrcuma ha sido utilizada en las medicinas de China e India durante siglos por sus notables beneficios. Si bien se necesitan más estudios, a continuación ofrecemos siete razones saludables para comenzar a espolvorearla en tus platos.

 

curcuma-beneficios

 

Previene la enfermedad del Alzheimer

Los investigadores creen que las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la curcumina podrían ser lo suficientemente fuertes como para romper las placas de amiloide en el cerebro, que son características del Alzheimer. “Si los vasos sanguíneos se mantienen sin obstrucciones, entonces el oxígeno podría llegar mejor a determinadas partes del cerebro, por lo que su funcionamiento mejoraría”, explica Hourigan. El Centro de Investigación del Alzheimer de la Universidad de California está planificando ensayos clínicos con personas.

 

Ayuda a prevenir el cáncer

En su libro The 150 Healthiest Foods On Earth (Fair Winds), el nutricionista Jonny Bowden afirma que hay al menos 30 estudios que demuestran que la curcumina tiene efectos antitumorales, “bien reduciendo el número o tamaño de los tumores o el porcentaje de los animales que desarrollan tumores”.

 

 

Compartir:

     

    Aprende los increíbles beneficios de los Super Alimentos
    Sencillas recetas
    para que las integres en tu día a día
    CLICK AQUÍ

     

    Aunque es necesario realizar más investigaciones con personas, Bowden destaca un estudio de 2006 que demuestra que la curcumina inhibe el crecimiento del cáncer de colon en personas. Un estudio efectuado en Nueva Jersey descubrió que, cuando se combina con verduras como el brócoli y la coliflor, la cúrcuma podría ayudar a tratar y prevenir el cáncer de próstata.

    También existen indicios de que podría ayudar a prevenir el cáncer de mama, de piel y de páncreas, así como la leucemia infantil y el mieloma múltiple. “Aunque nadie afirma que la cúrcuma cura el cáncer, numerosas evidencias indican que se trata de un complemento muy útil en las dietas saludables que han de seguir los pacientes”, señala Bowden.

     

    Reduce el riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales

    La curcumina, afirma Bowden, también incide favorablemente sobre el colesterol, y los estudios en animales muestran que podría reducir el colesterol y prevenir la formación de colesterol LDL (colesterol “malo”) en las arterias. Por tanto, hay indicios de su utilidad para prevenir la formación de placas (arteriosclerosis) que bloquean las arterias y producen infartos y derrames cerebrales.

     

    Combate las enfermedades inflamatorias

    Las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma significan que podría funcionar como algunos fármacos antiinflamatorios pero sin efectos secundarios. Algunos estudios muestran que podría ser útil en casos de inflamación ocular (uveítis), enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa) y esclerosis múltiple.

    Un estudio, utilizando una fórmula que contenía cúrcuma, demostró que reduce el dolor y los problemas asociados con la osteoartritis, aunque todavía no ha sido estudiada de forma aislada.

     

     

    Eficaz contra el catarro y la gripe

    Estudios preliminares muestran que la cúrcuma puede ayudar a reducir la intensidad de las infecciones bacterianas y víricas.

     

    Ayuda a combatir la indigestión y a perder peso

    La curcumina estimula la vesícula biliar y la producción de bilis. Dado que la bilis ayuda a digerir las grasas, los expertos consideran que mejora la digestión y puede ayudar a perder peso. Al menos un estudio demostró que es útil en casos de indigestión al reducir los gases y la hinchazón.

     

    Ayuda a los enfermos de diabetes

    La cúrcuma puede mejorar el nivel de glucosa o la actividad de la insulina. En estudios con animales se ha demostrado que reduce el nivel de azúcar en sangre. Si añades cúrcuma a tus platos, Hourigan recomienda que controles tu nivel de azúcar en sangre. Si se combina con la medicación para la diabetes podría hacer que el azúcar bajase demasiado, lo que produciría hipoglucemia.