Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

Semillas de Chía

semillas-chia-beneficios

 

Las semillas de chía han sido un elemento esencial de la dieta Maya y Azteca durante siglos. En la actualidad, numerosas personas están interesadas en ellas por sus beneficios para la salud y usos en la cocina. Las semillas de chía son una extraordinaria fuente de nutrientes y antioxidantes. Veamos los más importantes de ellos:

 

Ácidos grasos omega 3

Las semillas de chía son ricas en grasas poliinsaturadas, sobre todo ácidos grasos omega 3. El perfil de lípidos de estas semillas indica que alrededor del 60% son omega 3, lo que las convierte en una de las fuentes vegetales más ricas en este tipo de ácidos grasos, concretamente de ácido alfa-linolénico. Los omega 3 de las semillas de chía pueden ayudar a reducir la inflamación, mejorar el rendimiento cognitivo y reducir el colesterol.

 

Fibra

La fibra puede reducir la inflamación, bajar el colesterol y regular la función intestinal. Las semillas de chía son una fuente excelente de fibra pues solo 2 cucharadas grandes contienen 10 gramos. Esto es un tercio de la ingesta diaria recomendada de fibra.

 

 

Antioxidantes

Las semillas de chía son ricas en antioxidantes que ayudan a proteger el cuerpo de los radicales libres, el envejecimiento y el cáncer. El alto contenido en antioxidantes también ayuda a que se conserven bien. Duran casi dos años sin refrigerar.

 

Minerales

Dos cucharadas grandes de semillas de chía contienen el 18% de la cantidad diaria recomendada de calcio, el 35% de fósforo, el 24% de magnesio y alrededor del 50% de manganeso. Estos nutrientes ayudan a prevenir la hipertensión y a no ganar peso y son importantes en el metabolismo y en la síntesis del ADN.

 

Saciedad

La saciedad es la sensación de estar lleno y satisfecho, lo que disminuye el deseo de picar algo entre las principales comidas. La combinación de proteínas, fibra y la formación de gel al mezclar las semillas de chía con algún líquido contribuyen a crear la sensación de saciedad.

    Sin gluten

    Las semillas de chía no contienen gluten. Por tanto, todos sus beneficios nutricionales se pueden conseguir con una dieta sin gluten.

     

    Aprende los increíbles beneficios de los Super Alimentos
    Sencillas recetas
    para que las integres en tu día a día
    CLICK AQUÍ

     

     

    Sustituto del huevo

    Las semillas de chía se hinchan al mezclarse con algún líquido y forman una especie de gel. Este puede ser utilizado para sustituir al huevo, reducir el colesterol y aumentar la cantidad de nutrientes de los alimentos. Para utilizarlas como sustituto del huevo, mezcla una cucharada grande de semillas de chía con 3 cucharadas de agua y espera 15 minutos.

     

     

    Pueden ser digeridas enteras

    A diferencia de las semillas de lino, que también son ricas en ácidos grasos omega 3, fibra y minerales, las semillas de chía no necesitan ser molidas para obtener sus nutrientes o aprovechar sus beneficios como sustituto del huevo.

     

    Dislipidemias

    Un estudio publicado en British Journal of Nutrition muestra que las semillas de chía pueden reducir los niveles de colesterol y triglicéridos a la vez que incrementan el colesterol HDL o “bueno”. El estudio también demuestra que al utilizar las semillas de chía en lugar de otros alimentos ricos en grasas, como el aceite de maíz, el ácido alfa lipoico previene la subida de los triglicéridos y reduce la obesidad.

     

    Regulación del nivel de azúcar en sangre

    Las semillas de chía pueden jugar un papel importante en la regulación de los niveles de insulina. Pueden reducir la resistencia a la insulina y los niveles anormalmente altos de insulina en sangre

     

    Compartir: