Anécdotas del Zen

Descripción     Más información

Conoce las sabias palabras de los maestros Zen Sosán, Rizai, Shou-shan, hui Neng o Hakuin.

Dicen las palabras de Sosan el famoso patriarca Zen: El camino no es difícil para quiénes no tienen preferencias, cuando ambos, amor y odio, están ausentes todo se vuelve claro y diáfano

Sin embargo haz la más mínima distinción y el cielo y la tierra se distancian infinitamente

Si quieres ver la verdad no mantengas una opinión ni a favor ni en contra

La lucha entre lo que a uno le gusta y lo que le disgusta es la enfermedad de la mente

Dicen las palabras de Rinzai: Si te encuentras con Buda decapítalo, si te encuentras con un patriarca decapítalo, si te encuentras con tus padres decapítalos y si te encuentras con tus familiares decapítalos, solo así estarás liberado y si no estás dominado por lo externo estarás desapegado y serás independiente

Un discípulo le pregunto a Sosan, un maestro Zen: Según las escrituras todos los seres poseen la naturaleza de Buda, ¿Cómo es que ellos no lo saben? A lo que Sosan respondió: Lo saben

Esto nos viene a expresar que estamos tratando por todos los medios a través de nuestra mente de evitar la verdad que está desde siempre aquí con nosotros

Hui-neng otro maestro Zen que se pasó numerosos años pasando desapercibido en un monasterio Zen comento: La mente no es en absoluto un espejo donde puede acumularse polvo, quien sabe esto, lo sabe

Los vecinos del maestro Zen Hakuin le respetaban como quien llevaba una vida pura

Cierto día se descubrió que una guapa chica que vivía cerca de Hakuin estaba preñada, sus padres enfadaron mucho, al principio la muchacha no quería decir quién era el padre pero tras mucho tira y afloja nombró a Hakuin

Muy encolerizados los padres se dirigieron al maestro pero él solo dijo ¿Ah, sÍ? Al nacer el niño fue entregado a Hakuin que por entonces ya había perdido su reputación, aunque tal cosa no parecía afectarle demasiado

Hakuin lo cuido muy bien, consiguió leche, alimento y todo cuanto el niño necesitaba de sus vecinos, la joven chica no pudo aguantar más así que contó la verdad de todo lo acontecido a sus padres

El padre verdadero era un muchacho que trabajaba en el mercado de pescado

La madre y el padre fueron inmediatamente a contarle la historia a Hakuin, se deshicieron en excusa y tras pedirle perdón quisieron recuperar al niño

Entregándoles al niño sin hacerse de rogar dijo: ¿Ah, sí?

Audio y subtítulos

Audio:

  • Castellano

Subtítulos:

  • Castellano
  • Inglés

Videos relacionados

El Zen y su influencia en el arte de Japón
Locked

El Zen y su influencia en el arte de Japón

La estética Zen - Wabi Sabi
Locked

La estética Zen - Wabi Sabi

La caligrafía - Shodo -
Locked

La caligrafía - Shodo -

El amor por la naturaleza en el Zen
Locked

El amor por la naturaleza en el Zen

Los Koans
Locked

Los Koans

El Haiku
Locked

El Haiku

Aproximación cultural al Zen
Locked

Aproximación cultural al Zen

La estética Zen - Wabi Sabi
Locked

La estética Zen - Wabi Sabi

Anécdotas del Zen
Locked

Anécdotas del Zen

Sutras principales del Budismo Zen
Locked

Sutras principales del Budismo Zen