El té y los cuatro elementos.

Descripción     Más información

Hablamos de: agua, fuego, aire y la propia tierra, componentes de los que estamos hechos todos y cada uno de nosotros y que todos ellos se traducen en uno solo; ENERGÁA.Nos ayudan a otorgar a la taza todos los elementos con los que estamos en conexión sin darnos cuenta y por el momento de nuestro ritual nos sentiremos mucho más conscientes de su presencia e importancia.

La hoja del té es tan solo uno de los elementos que necesitamos para preparar nuestra taza

Sin el resto de los elementos que necesitamos sería imposible realizar nuestro ritual

Me atrevo a decir que no tendría sentido ninguno dejar atrás a estos demás protagonistas

El té viene de la Madre Tierra y es que para realizar nuestro ritual necesitamos todos los elementos que vienen de ella misma para mostrarle todo el respeto que se merece

Hablamos del agua, el fuego, el aire y la propia tierra, componentes de los que estamos hechos todos y cada uno de nosotros y que todos ellos se traducen en uno solo: Energía

Y ¿Por qué es tan importante la combinación de todos ellos para preparar el té? Simplemente porque nos ayudan a otorgar a la taza todos los elementos con los que estamos en conexión

Sin darnos cuenta y por el momento de nuestro ritual nos sentiremos mucho más conscientes de su presencia e importancia

Enumeremos todos y cada uno de manera individual y sintiendo lo que cada uno puede aportar a nuestra deliciosa taza de té

Comencemos por el agua, se dice que es la madre, no solo del té, si no de cada uno de los rituales en los que esta participa

Gracias a ella transmitimos los beneficios del té, su sabor, su cuerpo

El agua siempre siempre debe ser lo más natural posible, mineral, a poder ser no embotellada, aunque hoy en día esto nos parezca difícil siempre podemos transmitir nuestra energía al agua y naturalizarla lo más posible

Estamos hechos prácticamente de agua, tenemos que darle la importancia que tiene y sentir lo que es para nosotros

En el té el agua es el elemento casi más importante, sin ella no podremos prepararlo, y sin ella no podremos crear la taza llena de beneficios para nuestra salud

Dejarme que se hable de Masaru Emoto, fue un doctor en medicina alternativa y escritor japonés que dedico toda su vida a demostrar que el agua tiene memoria y qué es capaz de recibir y reproducir los mensajes que se le envian

Este investigador afirmaba que bendecir uno mismo cada día su agua le otorgaba formas estructurales hermosas y armoniosa que influían directamente en nuestro organismo

Afirmaba que al agua le gustaba escuchar música, palabras bonitas, estar en libertad y rodeada de positivismo

Como Masaru Emoto decía: "El agua es el futuro de cualquiera de nuestras enfermedades, es el elemento que hará que nuestras generaciones mejoren y sean más saludables, es la clave para sanar este mundo pero tenemos que saber cuidarla, mandarle mensajes de amor y sobre todo respetarla" Vamos con el padre de nuestro ritual, el fuego, la fuerza, ,a luz y el poder

El elemento que conecta el resto de los elementos, que lo convierte, lo restructura y lo hace vulnerable

Gracias al fuego hemos descubierto otra manera de alimentarnos

Con el hemos conseguido transformar los alimentos para poder mejorar la digestión

Hemos comprobado su poder y su fuerza, un elemento mágico que nos proporciona la posibilidad de poder infusionar en nuestra madre agua las hojas del té

El fuego y el agua son dos de los elementos más importantes de los que está hecha la Madre Tierra

Las leyendas dicen que el fuego viene del sol y el agua de la luna y que juntos crearon la tierra mezclando sus dos poderes divinos, al fin y al cabo cada ser vivo, cada roca, cada árbol no es más que una mezcla de estas dos potentes energías

No solo son importantes los elementos que hacen que nuestra taza se pueda preparar si no también el continente, el continente dónde se preparan, esto es la tierra, es tan importante que otorga personalidad a nuestro brebaje , le da cuerpo, aroma y lo conecta con la madre tierra, porque de algún modo si este continente está hecho de algún tipo de piedra lo estamos llevando de nuevo a la conexión con la tierra, a la conexión de dónde viene

es un círculo

es una espiral de vida

Nos falta un conector, algo que da vida a todo lo que acabamos de nombrar

un elemento que si no está nada de lo demás puede funcionar

y ese es el aire

Es el elemento que lo conecta todo, es la parte invisible que le otorga la magia para que todo pueda tener sentido

Necesitamos su fuerza para la mezcla de todos los demás elementos

La combinación es el resultado de todo lo existente en la Madre Tierra, al igual que para preparar nuestra taza de té

Aunque el espacio que ocupa el aire sea invisible es indispensable, es mágico, es la conexión para que todo se cumpla

Es por todo esto que debemos tener en cuenta los elementos naturales que intervienen en nuestra taza de té, ser conscientes y valorarlo a la hora de nuestro ritual

Por muy sencillo y mundano que lo hagamos

Por muy diario que sea

No podemos olvidar que sin estos elementos no podríamos realizar nuestro ritual, los elementos que nos da la Madre Tierra, no sería posible realizar nuestra taza de té

Agradecer y sentir es lo que nos lleva a la conexión con nuestra taza y con los elementos que la Madre Tierra nos da

Audio y subtítulos

Audio:

  • Español

Subtítulos:

  • Inglés
  • Español

Videos relacionados

Historia del té y la meditación
Locked

Historia del té y la meditación

Ceremonia del té con Amaia
Locked

Ceremonia del té con Amaia

Historia del té: El té en Japón
Locked

Historia del té: El té en Japón

Tipos de té: el té negro
Locked

Tipos de té: el té negro

Entrevistas: Simon Chang, comerciante de té
Locked

Entrevistas: Simon Chang, comerciante de té

Entrevistas: Mr. Lin
Locked

Entrevistas: Mr. Lin

Entrevistas: Andy Kincart
Locked

Entrevistas: Andy Kincart

Historia del té: El té en India
Locked

Historia del té: El té en India

El té y los cuatro elementos.
Locked

El té y los cuatro elementos.

Tipos de té: el té amarillo
Locked

Tipos de té: el té amarillo