Jesus nunca murió en la cruz

Al contrario de lo que nos cuenta la Biblio, Jesucristo no murió en la cruz sino que, tras recuperarse de sus heridas, abandonó Palestina en un viaje hacia Oriente, y murió a la edad de 112 años en Chachemira, donde descansa junto a Moisés. Osho nos cuenta en esta narración su nueva versión de los hechos mientras cuestiona la veracidad de los milagros esgrimidos por las viejas religiones. Si queremos conocernos y explorar nuestro interior necesitamos tener un enfoque más científico.