Apertura emocional

Descripción     Más información

La apertura emocional se refleja de forma física y mental. Las emociones están presentes en muchos puntos, como la frente, los ojos, la boca, la barbilla, el pecho a la altura del diafragma sobre todo. En esta sesión vamos a crear espacio, a dejar que la energía fluya, a que tu cuerpo se conecte a través de los chakras y que esa vibración resuene de pies a cabeza. Te ayudaremos a sentir el movimiento y a abrir bien la zona del pecho para que así puedas sentir realmente la tranquilidad de cada apertura. Te sorprenderás porque vas a sentirte de nuevo. Todas las sensaciones aflorarán desde el interior hacia fuera. Sentir las emociones te hará pleno.

Hola, mi nombre es Silvia Jaén

Quiero darte la bienvenida a la sesión que vamos a dedicar hoy, a abrir tus emociones

Cómo sabes, las emociones están reflejadas en

a lo largo de todo nuestro cuerpo

en diferentes puntos

Especialmente barbilla, pecho, sobre todo a la altura del diafragma

y hoy vamos a dedicar un tiempo, a crear espacio en esta zona, a sentir el movimiento, y abrir bien el pecho, para que así puedas sentir realmente la tranquilidad

La paz

y la apertura

El sentirte de nuevo

El que todas esas

esas sensaciones afloren desde dentro, hacia fuera

Así que te propongo primero, que empecemos con las piernas cruzadas, sentada sobre las nalgas, con las manos sobre las rodillas y, enderezando bien tu columna

Deja poquito a poco, que el cuerpo se estabilice

que encuentres un momento ahora

Siente como estás sentado sobre las nalgas, como tus piernas están cruzadas

Pasivas

Y tus manos cómodamente sobre las rodillas

Endereza tu columna

Ayúdate una inspiración profunda para estirarla un poquito más e intenta poquito a poco, ir cogiendo esa movilidad de la respiración, dándote cuenta, de cómo se mueve

En un principio será un poquito más lento menos profundo, pero poco a poco a medida que vayas insistiendo, esa respiración se va a hacer más amplia y entonces, podrás sentir bien el movimiento en tu diafragma

Muy importante que mantengas ahí la atención, durante la sesión

Que puedas sentir como se expande con la inspiración

y por lo tanto como se mueven tus costillas, la piel

que está por encima de tus costillas

Y dejar espacio

un espacio muy claro

Desde el centro del pecho, hacia fuera

Conecta

con tu cuerpo

Siéntelo

Y sobre todo, adopta una

posición de

de dejarte estar

Qué poquito a poco, vaya

aflorando todo aquello que está dentro

Confía en que puede ir saliendo

Y deja que la respiración te ayude a ello

Cada vez, siente más movimiento

en tu respiración

Pon más conciencia en ella

Insiste más y más en sentirla

Es un buen aliado

para calmar

para soltar

Sobre todo, déjate estar

Deja que todo lo que tenga que suceder, suceda y fluya

Confía

y respira

Intenta mantener a lo largo de todas la sesión, la atención puesta en cada movimiento, en cada gesto y que le acompañe una respiración profunda

y consciente

¡Muy bien! Ya despacito vas abriendo tus ojos

Y vamos a empezar

Para eso nos vamos a poner de pie

Te pones de pie

dejas los pies, paralelos entre sí y

vamos a llevar la atención, especialmente a la zona superior del cuerpo

Vamos a sentir y a empezar a mover los hombros

Una zona en la que normalmente se acumulan también, muchas emociones, ya sea

lo que sea

en tensión

produciendo una subida de los hombros y generando aquí, una tensión que no va a hacer

o mejor dicho, que va hacer que no expreses tus emociones

Que se queden de algún

de alguna manera reflejadas en un punto sin que puedan salir

Lo que vamos a conseguir con el movimiento de los hombros, es poder relajar toda esa zona, para que así, cualquier tipo de emoción sea tristeza

cansancio

alegría

vayan saliendo y pudiéndolas expresar

Así que para eso, vamos a hacer círculos muy grandes

Todo lo grande que puedas hacia atrás

¡Eso es! Ahí si entiendo cómo vas descargando toda esa zona y, acompañado con la respiración

Al inspirar, elevas tus hombros y al espirar, los bajas

Bien

paramos en el centro y haces lo mismo hacia delante

¡Eso es! Y lo mismo

Al inspirar, suben y al espirar, bajan

Muy bien

¡Bien! Ahora, con la mano derecha vamos a coger la muñeca izquierda y tiras de ese brazo hacia el lado contrario, dejando la cabeza suelta

Mantén las piernas firmes y lo que vamos a conseguir con esto, es generar espacio en toda la zona

del trapecio y el omóplato

Así que, tira lo que puedas, como si fueras a sacar el hombro de su sitio

Lleva la respiración ahí donde sientas

que se está estirando esa zona y mantén la inmovilidad en la postura

Bien

despacito vuelves y haces lo mismo pero con el otro brazo

Tiras

Dejas la cabeza caer

Las piernas continúan muy firmes y

vuelves a sentir ahora en este omóplato su estiramiento

en la zona del trapecio

Mientras respiras profundo

Muy bien

y vuelves

Eso es

Ahora, en la misma posición sin olvidar que los pies y las piernas están activos, entrelazas los dedos de las manos, miras en calma

hacia delante y poquito a poco, ve estirándolos hacia el cielo

Eso es

Tira bien de las manos hacia el cielo, como si quisieras tocarlo y observa como empiezas ya, a tomar un poquito más de contacto con el diafragma

Va a subir

y vas a sentir que el vientre se alarga, siempre y cuando los brazos se estiren completamente hacia el cielo

Aprovecha ahora esta expansión del diafragma para inspirar profundamente

Muy bien

Y manteniendo los brazos muy estirados, los bajas

hacia los lados y ligeramente hacia atrás y entrelazas

los dedos de tus manos por detrás de tu espalda

Muy bien

Desde aquí, tira de las manos hacia el suelo y hacia la pared que tengas al fondo

Todo lo

Todo lo que den de sí tus hombros

Eso y vuelve a sentir ahora

la expansión del diafragma

Acompáñalo con una respiración profunda, si no, no vamos a poder llegar a esas zonas en las que normalmente existe un cierto bloqueo

La respiración va a hacer que esos pequeños nudos vayan soltándose

Y así, puedan

Fluir

Y expresarse

tus emociones

Respira

Muy bien, despacito

Sin perder esa apertura en el pecho y en el diafragma, vamos hacia delante, como si quisieras llegar antes con el pecho que con tu cabeza hacia el suelo

Y todo lo que den tus brazos, hombros, de si

llévalos por encima de tu cabeza

¡Eso es! Poquito a poco

con la espiración

ve moviéndolos más hacia el suelo

Respira

Inspirando

vuelves

¡Eso es! Sigue tirando de tus brazos, hacia atrás

¡Eso es! Sigue tirando de ellos, hacia el suelo, hacia la pared que tienes al fondo, intentando que el diafragma

el pecho se habrá mucho más

Y, recuerda que la respiración tiene que ser profunda y constante

Muy bien

Y despacito, vas bajando los brazos

relajas un poquito

Tomas un par de respiraciones profundas

Y, observa ya, como esta zona empieza a tener un poquito más de movilidad

Disfruta de cada inspiración, de cada espiración

Conecta con las sensaciones

Observa como toda la zona, también de tus hombros que han tenido ya más movimiento, están más

relajados

¡Muy bien! Ahora, vamos a hacer como una especie de candado con las manos, colocándolas por encima y si tus hombros te los permiten

te lo permiten, un poquito por detrás de tu cabeza

Vamos a hacer un movimiento con los brazos hacia un lado y hacia el otro, pero intenta que el movimiento prácticamente no venga desde el hombro, sino más bien desde el omóplato

Quiere decirse

que el movimiento va a ser

muy lento

Si fuera rápido

si fuera desde el hombro, haría algo así

Vamos a intentar hacer un movimiento más consciente, despacito

notando como el pecho, una vez más, se abre

y como a su vez, evidentemente, estás trabajando tu zona dorsal

Respira profundo

Siente tu respiración

y deja que cada vez fluya más

Bien

Paras en el centro y cambias el agarre de tus manos, para repetir

Llevas los brazos lo más atrás que puedas, y poquito a poco, vas moviendo desde los omóplatos

Movimientos muy lentos

Bien

Y bajas

tus brazos

¡Muy bien! Dejas que se relajen un poquito, a los lados de tu cuerpo

Toma de nuevo ese par de respiraciones profundas

y, deja que la espiración también sea muy larga

una espiración que arrastre todo lo que hay dentro o se encuentra

Conecta contigo

Siente en cada momento que estás ahí

moviendo el cuerpo, liberando

y la respiración siempre ayudándote

Eso es

Muy bien

Vamos a elevar ahora

el brazo derecho hacia el cielo, y lo vamos a llevar por detrás, apoyando la palma de la mano en la espalda, de esa manera

Y el brazo izquierdo lo llevas por detrás, sujetando los dedos entre sí, haciendo un gancho con ellos

Si no llegas a coger tus manos, puedes ayudarte de un cinturón, para hacer de nexo de unión entre una y otra mano

Ten cuidado en no forzar el hombro

Bien

Una vez hecho esto, tira un poquito del codo derecho hacia el cielo y del codo izquierdo hacia el suelo

Mantén

tus pies y tus piernas activas

Eso es

y deja

que la postura vaya creciendo hacia el cielo

Bien

Mueve la respiración y observa el diafragma casi sintiéndolo en toda su dimensión

Relaja el cuello

y la garganta

Y siempre intentando

hacer todo desde un gesto amable

Suave

Dejándote estar, y dejándote llevar por la sensación

por la respiración

Intenta

que la cabeza no se meta por medio

Intenta

sentirte

Respira profundo

¡Muy bien! Poquito a poco

vas bajando primero, tu brazo izquierdo

Luego tu brazo derecho lo estiras hacia el cielo y baja por un lado

Hacemos lo mismo con el otro brazo

Subes el izquierdo y la palma de la mano, se va a apoyar en tu espalda

El derecho, por detrás y por debajo, enganchándose los dedos entre sí

¡Muy bien! Mantén los pies y las piernas firmes

Probablemente, a lo mejor notes diferencia entre un lado y otro ya que

cada lado del cuerpo es un mundo

Hay más flexibilidad en un hombro que en otro

Quizá para el anterior no necesitabas cinturón y en este sí lo tienes que utilizar

No pasa nada

Lo coges

¡Eso es! Y comienzas a hacer la postura

a ubicarte

en la Asana

Tira del codo izquierdo hacia el cielo y del derecho al suelo

Y, lleva la atención a tu respiración, una y otra vez

Y siente como con la espiración profunda

si hubiera alguna molestia

en cualquiera de tus hombros

siempre y cuando no vayas a hacerte daño, deja que se vaya la tensión

Es una zona dónde también se acumula mucha emoción

en cualquiera de esos movimientos

en rotación, en estiramiento, en extensión

Deja que ahora vaya soltándose

Relaja con la espiración

Muy bien

y despacito, sueltas primero tu brazo derecho

Lo relajas

Tu brazo izquierdo lo estiras

y baja

Un par de respiraciones profundas

y sueltas el aire

Al inspirar siente la apertura del diafragma

como ya va fluyendo de manera más clara

Y con la espiración

suelta lo que ahí pueda encontrarse

Vale, vamos a continuar

Esta vez con los pies juntos vamos a separar brazos

piernas

Deja tus pies paralelos entre sí

¡Eso es! Una vez aquí, vamos a llevar las palmas de las manos mirando al frente, intentando que el codo y el hombro queden en la misma línea

Pero eso sí, si puedes y sin crear tensión, lleva los codos y hombros bien atrás

Una vez más, centra toda tu atención en esta zona, y una vez que lo tengas llevas ahí tu respiración

Una respiración profunda, que sientas que está ahí

que te acompaña

Giras

tus pies

El izquierdo hacia dentro y el derecho completamente hacia fuera

Y, llevándote los codos y hombros bien atrás, sintiendo que la apertura llega desde el esternón

poquito a poco, te vas a inclinando

sobre tu pierna derecha

Continúa con el brazo superior de esa manera

deja que poquito a poco, vaya abriéndose más el pecho

E intenta, que el costado superior, esté siempre dentro

Muy bien

Inspirando, estiras el brazo y vuelves

al centro

Vale

Volvemos a llevar los brazos de la misma manera que antes, para girar los pies al otro lado

Con los pies y las piernas muy firmes, diriges

codos, hombros

bien atrás

Y podrás sentir la apertura aquí de nuevo, ¿Verdad? Muy bien

pues sigue llevando ahí tú respiración, y poquito a poco

vas

alargándote, alargándote

hasta sujetar tu pierna

El brazo de arriba lo dejas como estaba, y ve

abriendo más

hombro y codo

Cuidado con el costado superior

Hacia dentro

Y ve

abriendo más

Estiras el brazo

Inspirando, vuelves

Giras los pies, y juntándolos

hacemos "Tadasana" Y, vamos a hacer un "Tadasana" un poco más exagerado de lo habitual

Lleva los hombros bien atrás, y los brazos llévalos lo más atrás que puedas y comprueba cómo el vientre, se alarga

se hunde

mientras el pecho se abre

y se expande

Intenta dedicar más amabilidad a la postura por dentro, más soltura

Más calma

Disfruta de lo que estás haciendo

y deja que con la espiración, pueda

salir lo que sientes

y lo que observas en este momento

Muy bien

Y aflojas

Bueno, seguro que ya hay mucho más espacio arriba, más conciencia

Hay que continuar respirando

Y ahora, nos vamos a sentar

Bien

Nos vamos a poner sentado sobre los talones, con los pies

y las rodillas juntas

Recuerda que si hay alguna molestia en las rodillas o en los empeines, siempre puedes utilizar una manta para poner debajo

Bien

Y, una vez hecho esto, entrelazas los dedos de las manos, por detrás de la espalda, tal y como hacías antes cuando estábamos de pie

¡Eso! Y, una vez hecho esto, poquito a poco, vamos a llevar los brazos hacia el suelo

Y mientras que los hombros te lo permitan, tira de ellos

hacia arriba

Eleva bien el tronco

y poquito a poco, ve llevando tu columna, ligeramente atrás, no demasiado

Moviendo tu respiración

siente de nuevo

toda la zona superior

Diafragma

pecho

clavículas

y hombros

Respira

Y despacito

vuelves

¡Vale! Continúas con tus pies juntos

Las rodillas un poquito separadas entre sí, y vamos a ir hacia atrás con las manos

Una vez aquí, intenta primero apoyarte sobre las yemas de los dedos y en función de lo que tú columna te permita, puedes ir apoyando las palmas de las manos o incluso el antebrazo

Bien

Y hecho esto, primero, empezamos por las yemas de los dedos

Con esto, conseguimos

generar

mucho más estiramiento de la columna y mas forma en ella para la extensión

¡Eso es! Intenta no

derrumbarte en la postura, no caerte, sino impulsarte con las manos, llevar los omóplatos hacia el pecho, y el pecho hacia el cielo

Y ahí

siente cada inspiración

Cada espiración

Podemos apoyar las palmas de las manos y seguir dirigiendo el pecho hacia el cielo

Puedes soltar tu cabeza si estás más cómoda

Y despacito

tal cual

íbamos, te incorporas

Sentada en la posición de "Vajrasana" en la postura normal, coloca las palmas de las manos mirando al cielo

Dirige el sacro hacia los talones y, endereza tu columna

Observa como ya tiene más ligereza

La respiración se mueve de forma

más natural y clara

Inspira

cada sensación

cada cambio

que vayas sintiendo

Y espira

soltando, todo lo que sobra

todo lo que no debe estar dentro

Recréate unos instantes en eso

Siente eso

Y recuerda

muy importante

relaja el rostro

Suelta por dentro

Relaja tu mandíbula

Y siente, el placer

de sentirte

Nos vamos a sentar hacia cualquiera de los lados, para tumbarte sobre la espalda

Una vez aquí, antes de hacerlo, coloca las manos debajo de las nalgas

todo lo que puedas hacia el pie

¡Ahí! Todo lo que puedas

¡Eso es! Y una vez hecho esto, vas apoyando un codo

Apoyas

el otro en el suelo, y estiras tus piernas

Una vez que estás aquí, junta los codos todo lo que pueda, entre sí

Y, con las piernas y los pies activos

empiezas a estirar tu columna desde el pubis

Siente como se aleja

el ombligo del pubis, yéndose hacia el esternón

Y apoya la parte alta de tu cabeza, sobre el suelo, sin dejar peso en ella

Alarga el vientre

y respira

Y deslizando

la cabeza sobre el suelo, sacas las manos, llevas las rodillas hacia el pecho, para abrazarlas y

suavemente te metes hacia un lado y hacia el otro

Suelta tu espalda baja

suelta toda tu espalda en general

Dale un masajito

hacia un lado

y hacia el otro

Disfruta también de esto

Siente como la espalda esta mucho más en calma y ligera

Una zona

en la que evidentemente

en la que más

se cumula la emoción

Ya sea en la columna posterior o frontal

en la parte baja de tu espalda

zona lumbar

Deja que vaya ablandándose físicamente

para que luego puedas

desbloquear a niveles más sutiles

Soltar

Mueve tus rodillas

haciendo círculos en el aire

Deja los movimientos salgan

tal cual los necesites

No hace falta ahora, que me sigas a mí

Siente el movimiento del cuerpo

tal cual apetezca

y te lo pida

Respira, eso

Mueve tu cabeza

lo que surga

Bien

Y ya vamos a parar

En el centro, toma un par de respiraciones profundas

Y

suelta el aire

también de forma profunda

Recreándote

Dejas una pierna en el suelo y luego la otra

Estirándolas, te aseguras

que estés recto

Eleva tu cabeza para comprobar que así sea

La dejas de nuevo sobre la esterilla

y, colocas

tus manos en "Savasana", a los lados del cuerpo

Toma un par de respiraciones profundas

Al inspirar, llénate de todo lo bueno

Y al espirar, deja que salga todo lo que sobra

Deja que tu cuerpo y la respiración se expresen

Luego ya, te instalas en una respiración

completamente natural

normal

Afloja toda la estructura de tu cuerpo

cabeza

los hombros, los brazos y las manos

abandónalos

Relaja tu espalda

Y permite que el vientre, se hunda

Las piernas

los pies

completamente relajados

Todo tu cuerpo se relaja

todo el cuerpo

Relax

Lleva la atención a tu respiración

Haz unas cuantas respiraciones profundas

Para volver a sentir

de nuevo, todo el cuerpo

Haz movimientos lentos

suaves

Siente el movimiento de los dedos de tus manos

de tus manos

de tus pies

Y así, progresivamente

ve despertando tu cuerpo

Haciendo lo que necesites

Lo que te apetezca y lo que te pida, en este momento

Dobla tus piernas

Poquito a poco, gira

sobre tu lado derecho y haz una almohadita con tu brazo, para colocar la cabeza

Disfruta también, del momento de la vuelta

Déjate sentir

con esas sensaciones que ahora puedas tener

Permítete este momento

Muy bien

Cuando estés preparado y con la ayuda de sus manos, te vas incorporando para sentarte, como hacías al principio de la sesión

Respira

este momento

Déjate estar unos instantes

para acabar con tu sesión, pero para continuar

con todo eso que has podido sentir

dejar

que se fuera

Intenta, que todas esas sensaciones estén presentes a lo largo de tu día

Y sobre todo

Recuerda, hacerlo todo desde el disfrute, desde la sensación de sentirte

Muchas gracias por estar ahí

Deseo que tengas un buen día

Námaste

Audio y subtítulos

Audio:

  • Español

Subtítulos:

  • Español
  • Inglés

Videos relacionados

Encuentro «Abrazados por el sonido»
Video unlocked

Encuentro «Abrazados por el sonido»

Corredores, Post carrera
Locked

Corredores, Post carrera

Yoga nivel medio
Video unlocked

Yoga nivel medio

Silencio y corazón
Locked

Silencio y corazón

Yoga: posturas sagradas
Video unlocked

Yoga: posturas sagradas

RETO 21 DIAS CONSCIENTE. Semana 3: Mindfulness expansión
Video unlocked

RETO 21 DIAS CONSCIENTE. Semana 3: Mindfulness expansión

Menú ayurvédico: 7 días saludables
Video unlocked

Menú ayurvédico: 7 días saludables

Clases de yoga online y yoga en directo
Video unlocked

Clases de yoga online y yoga en directo

¿Quién era Lao Tse?
Video unlocked

¿Quién era Lao Tse?

Descubre el origen del Arbol de navidad en nuestra sociedad
Video unlocked

Descubre el origen del Arbol de navidad en nuestra sociedad