Diferencias entre el Hatha Yoga frente al Yoga Clásico

19th Feb 2021

Contrario a lo que muchas personas creen: Hatha Yoga no es el único Yoga. En realidad, el Yoga es un abanico muy grande de posibilidades que abarca muchas otras tendencias: como el Karma Yoga, que se compone de buenas acciones; el Bhakti Yoga que es más devocional y religioso o el Raja Yoga que pone enfoque en la mente, entre muchos otros.

Yoga Clásico

El Yoga Clásico surge por primera vez en los Yoga Sutras de Patanjali, hace más de 2.000 años y no se hace mención a ninguna secuencia de posturas. De hecho, únicamente se menciona la postura sentada para meditar. Sin embargo, este Yoga y todos los estilos que se han practicado a partir de entonces tienen una cosa en común: buscan despertar el conocimiento de que somos uno con El Universo.

El Yoga difundido en occidente surgió en la Edad Media de la mano con la filosofía tántrica, como una revolución a todo lo anterior, que despachaba el cuerpo como un obstáculo o como una mera ilusión y más bien decide tomar al cuerpo como un vehículo para la realización. De este modo, el Hatha Yoga o el “Yoga físico, del cuerpo” surge como la forma de ideal para preparar este vehículo: para una persona con un cuerpo sano, que no le causa distracciones, es más fácil meditar.

Hatha Yoga

Actualmente hay muchas corrientes de Hatha Yoga: si vas a un shala te encontrarás con Ashtanga, Vinyasa Flow, Iyengar, Bikram, Hatha y muchos estilos más. Pero entonces,  ¿A qué estilo pertenecen las clases de Hatha?

El Hatha que se conoce en Europa y América normalmente se refiere a la serie de Risikesh, creada por Swami Sivananda.  Este estilo tiene sus propias características, como cualquier otro. Por ejemplo, aunque no tiene un orden específico de posturas, si tiene una secuencia que debe seguirse: se empieza con saludos al sol para calentar el cuerpo; luego se hacen posturas invertidas; flexiones de columna como Paschimottanasana; extensiones de columna como Dhanurasana, el arco; torsiones y se finaliza con posturas de pie. Esta serie particularmente, es la única que empieza con posturas invertidas como Sirssasana o parada de cabeza, lo más común es que se dejen de último.

Otras características a destacar de la serie Rishikesh son la respiración natural, nunca forzada, buscando la amplitud y la calma; la relajación entre cada postura para mantener el ritmo cardíaco suave y posado y el largo tiempo durante el cual se suelen mantener las Asanas para obtener todos sus beneficios.

Muchas personas pueden acercarse a una clase de Hatha Yoga para adelgazar o llevar un estilo de vida más saludable. Sin embargo, recordar y aplicar el carácter espiritual de esta disciplina hará que la práctica sea más completa y enriquecedora.