¿Es el Ashtanga Yoga apropiado para todo el mundo?

Todo el mundo puede practicar Ashtanga Vinyasa Yoga si se lo propone, no importa si tienes 8 u 80 años. Aunque la primera serie parece intimidante porque las posturas son muy exigentes, se puede modificar para que cualquiera pueda hacerla. Lo único que se necesita es un profesor experimentado y un alumno motivado. Al igual que los Vedas, uno no puede aprenderlo sólo leyendo o practicando por su cuenta: es importante aprender de alguien con conocimientos. Lo más importante durante una clase es sentir el cuerpo y mantener la mente concentrada. El objetivo del Ashtanga Vinyasa Yoga es que el alumno medite mientras se mueve y, por tanto, conozca su propio cuerpo. Practicar sólo por hacer ejercicio o aprender a hacer una postura es limitar la experiencia. Para poder meditar en movimiento es importante prepararse. La disciplina es crucial si quieres tener éxito en cualquier cosa que hagas. Comer bien y dormir bien y preparar tu mente para la práctica del día siguiente potenciará los beneficios de la misma.