La leyenda de los Reyes Magos de Oriente en la tradición cristiana

28 de September de 2020

Como cada año, se acerca la noche del 5 de Enero en la que se festeja la llegada de los Reyes Magos en la tradición cristiana. Aunque no se sabe mucho sobre ellos, ni en la Biblia se especifica demasiado, si que se ha extendido la popular creencia de que tres reyes de religiones paganas fueron a llevar regalos de gran valor al Dios de los cristianos, reencarnado en un pequeño niño ¿Realmente eran tres? ¿Cuáles eran sus nombres? ¿Una estrella les guio hasta el portal de Belén?

En la Biblia no se dan demasiados datos sobre los Reyes Magos. Así, en el Evangelio de Mateo se menciona a los Magos de Oriente. Sin embargo, no menciona un número específico de ellos aunque sí se menciona que entregaron tres regalos.

Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?». Evangelio de Mateo (2, 1-2)

Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Evangelio de Mateo (2, 11)

¿Pero a qué se llamaba Magos (magusàioi) en la época de Jesús?

Los magusàioi eran adivinos y astrólogos, de origen caldeo, es decir, del área sirio-mesopotámica, lo que desde Judea suponía el Este geográfico. Así las cosas, el término magusàioi  se usaba para designar a los charlatanes que practicaban algún tipo de magia, que practicaban la antigua ciencia de los Magû, tribu seguidora de Zaratrusta (Zoroastro), que reunía las prácticas de carácter mágico y que se guiaban de los astros para la práctica adivinatorias.

Los tres regalos que llevaron, es decir, el oro, el incienso y la mirra, nos remontan hasta la llamada “Ruta del Incienso“, una ruta que se extendía desde el Océano Índico, subiendo por la península Arábiga, trayendo hasta el mediterráneo productos del Asia Central.  Siguiendo esa ruta, se transportaban mercancías hasta territorio de Judea.

Lógico es pensar que las mercancías o presentes que le entregaron al Salvador procedían no solo de la ruta propia de distribución de esos productos, sino de su lugar de procedencia como reino. El oro representaba el signo de la divina majestad y de la realeza; el incienso simboliza el sacrificio y la mirra es una representación funeraria, que pone de relieve la fragilidad humana.

Según los relatos apócrifos de la Biblia (Tanto el proto evangelio de Santiago o el llamado Evangelio Armenio de la infancia, texto del siglo V o VI) datan el nacimiento de Cristo el día 6 de Enero, y la llegada de los magos unos tres días más tarde.

¿Cómo se llaman los tres Reyes Magos de Oriente?

Según otras fuentes, los 3 reyes magos eran Melchiar, Melchor, rey de Nubia y de Arabia. Jaspar, Gaspar, que era el rey de Tharsis y de Egriseula. Y Balthasar, Baltasar, rey de Godolia y de Saba. Aunque eran de diferentes nacionalidades y no hablaban el mismo idioma, permanecieron juntos, montados en dromedario y guiados por una estrella, la Estrella de Belén (muchas fuentes apuntan a que fue el propio cometa Halley, que estos magos interpretaron como una señal de buena suerte), que marcaba el nacimiento del rey de los judíos.

La Estrella volvió a aparecerse, pero como presagio del fin de los días de los reyes sobre la Tierra. Melchor murió a los 116 años de edad, Gaspar a los 112, cinco días después que el anterior; y Baltasar a los 109, seis después que Gaspar. Fueron enterrados juntos y mientras la estrella brillaba sobre el cielo, sus cuerpos permanecieron incorruptos.

Si quieres saber más cosas sobre la vida de Jesús de Nazaret , no te pierdas nuestros vídeos con uno de los mayores expertos a nivel nacional, el profesor Antonio Piñeiro, en los vídeos sobre los Mitos y verdades sobre Jesucristo, en Televisión Consciente.