Libera tus cervicales de la tensión acumulada durante el dia

28 de September de 2020

Muchas de las posturas que adoptamos en nuestro día a día se deben a la tensión acumulada en la jornada, preocupaciones que van cargando nuestro cuerpo o la mala colocación de éste. Generalmente, este tipo de molestias van a parar a la zona más delicada o sensible.

En muchos casos, el tipo de vida que llevamos y el uso de aparatos electrónicos como el ordenador, teléfono o móvil hacen que la zona del cuello, hombros, y trapecios se vea afectado . Normalmente la zona cervical es una víctima de estos machos. También puede darse cuenta de el caso que sufras una patología y con más razón debas mimarla.

Estamos demasiado estructurados en el control, en lo que hay que hacer, por lo tanto, hay un exceso de energía en el centro laríngeo el que corresponde al quinto centro energético. La idea es equilibrar ese exceso de control energético llevando más acción hacia los centros inferiores, es decir, tomando tierra y disfrutando de lo que haces, desestructurando.

En la práctica de yoga se contempla, entre muchas más cosas, la correcta colocación del cuerpo (no quiere decir que sea una práctica de educación corporal ni mucho menos) simplemente se cuida con esmero y delicadeza el movimiento del cuerpo desde la observación y ejecución correcta de las posturas.

Cada parte del cuerpo por pequeña que sea va y haciendo movimientos, acciones que van a repercutir en otras zonas formando una cadena que no debería tener mucho sentido si cada una de ellas se hiciera por separado. Quiero decir con esto que lo que hagan los pies, por ejemplo, van a transmitírselo a las piernas haciendo y creando una acción que sucesivamente llegará a recorrer todo el cuerpo, obteniendo resultados óptimos para éste.

Lo que resulte de la práctica y acciones del tren inferior va a generar espacios, estiramientos, movilidad en el tren superior de las zonas que se trabajan mientras practicas. En el caso de las cervicales, hay que comprender dichos gestos, acciones que realizas en las asanas para que ellas puedan beneficiarse de la soltura que necesitan y sentir ligereza y espacio.

Cuando los pies y las piernas trabajan correctamente llega una información al resto del cuerpo que sin duda beneficiará a toda la columna vertebral . Las vértebras desde esta acción se van separando entre sí, creando espacios que liberan los nervios que ahí se encuentran y generando una sensación muy cómoda y liberadora.

Mientras realizas tu practica has de estar muy presente en ella ya que las diferentes posturas requieren un nivel de observación para realizarlas y de esta manera podrás respetar la colocación del cuerpo sin que nada moleste y no sólo esto si no que si hubiera alguna zona dañada pueda mejorar e incluso curarse.

La práctica de yoga es muy poderosa y al realizarla de una manera responsable, siguiendo las instrucciones de un profesor cualificado y escuchando a tu cuerpo, sentirás finalmente los múltiples beneficios que aporta.

Las posturas invertidas (las más complejas y delicadas para la zona de las cervicales), no se pueden realizar sin una práctica consolidada en el resto de las posturas de pie, flexiones, torsiones… Cada grupo de posturas va a enseñar a las siguientes como hablé en el post anterior . De esta manera cuando llegue el momento de realizarlas habrá una madurez en ellas que difícilmente podrá perjudicarte.

Si sufres de alguna patología importante en las cervicales, es importante que hables con tu profesor y te de opciones de sustituciones con los mismos beneficios y sin poner en peligro la zona de tu cuello.

Sobre todo escucha a tu cuerpo y dale en todo momento lo que necesita.

Namaste

Accede a nuestros cursos de yoga online en los que podrás recibir clases de Silvia Jaén: