SOLSTICIO DE VERANO: NOCHE DE SAN JUAN

Solsticio de verano. La Noche de San Juan

En pocos días celebraremos la noche de San Juan, unas de las noches más mágicas del año por su historia y simbolismo. Dicha festividad se celebra en muchos puntos de nuestro país, especialmente en ciudades de costa como Alicante, A Coruña o Málaga, y también, en numerosas regiones del extranjero.

En la noche más corta del año, las hogueras adquieren un claro protagonismo, si bien, podemos encontrar elementos diferenciales en los rituales que se realizan según la región dónde se celebre.

Y, ¿qué festejamos en la Noche de San Juan?

Las primeras tradiciones vinculadas a celebrar la entrada del verano se remontan entorno al  5.000 a.C. cuando comenzaron a apreciar que llegado un punto del año, los días comenzaban a acortarse. 

Lo tradicional era encender hogueras para purificar el Sol y darle fuerza, ya que a partir de ese día, todos los días irían haciéndose más cortos hasta llegar al solsticio de invierno.

Muchos han sido los pueblos que a lo largo de la historia, han estado vinculados a dicha conmemoración, tales como los Celtas, Bereberes, Griegos, Hindúes…

Es por tanto una fiesta con un origen puramente pagano, que posteriormente fue absorbida por el calendario cristiano cómo otras muchas tradiciones. A partir de entonces, fue asociada al nacimiento de San Juan Bautista, que tuvo lugar el 24 de Junio, siendo el único cuyo Santo cuyo día se celebra en el aniversario de su nacimiento y no el día de su muerte o traslado de sus reliquias.

Pese a ello, se siguen practicando tradicionales rituales claramente heredados del paganismo, en los que tres elementos (fuego, agua y plantas), cobran un protagonismo esencial durante la noche más corta del año.

¿Cuál es la simbología asociada a los rituales que realizamos en el solsticio de verano?

El Fuego: simboliza la energía de la salud, la fuerza, la capacidad de llevar a cabo los objetivos y la resistencia. Es un elemento difícil de gobernar y que posee la virtud de purificar y liberarnos de un pasado negativo. Para convocar estas energías, diversas culturas utilizaban el humo.

El Agua: simboliza y gobierna las emociones y sentimientos como el amor y la amistad. Es el renacer, el movimiento y contiene la esencia de la continua renovación. Símbolo de la fertilidad y pureza, está presente en los mares, lagos, ríos del mundo y en nuestro cuerpo. Quien bendice el agua le imprime un valor y una carga energética que variará según sea el talante de la persona o entidad que se lo aplique.

Las Plantas: que realzan el efectivo curativo. Numerosos tipos de plantas (romero, hinojo, verbena, hierba luisa…) son utilizadas en los rituales. Varía según la región pero habitualmente se trata de plantas aromáticas y vinculadas a la medicina tradicional.

A cada planta se le atribuyen poderes mágicos y se utilizan de diferente forma: maceradas en agua durante la noche de la víspera de San Juan y luego utilizadas para un baño purificador, recolectadas por la tarde en la víspera y desecadas durante tres días para ser utilizadas en infusiones durante el resto del año, quemadas en las hogueras o colgadas encima de las puertas del hogar para protegerlo.

Otras curiosidades:

Entre los años 1330 y 1340 surge el primer Sabbat o Aquelarre (agrupación o reunión de brujas), ceremonia que se celebraba siempre durante la noche.

Esta asociación de mujeres se convocaba sobre todo en las noches que preceden a San Juan, Navidad y los primeros viernes de mes y solían congregarse en las lindes de un bosque o en el cruce de varios caminos; allí colocaban calderas sobre un fuego para cocer plantas y sustancias extraídas de animales.

La figura de las Brujas ha sido demonizada durante siglos, sin tener en cuenta que la inmensa mayoría simplemente se trataban de mujeres sanadoras que hacían uso del profundo conocimiento que albergaban sobre las propiedades y el uso medicinal de las plantas, tal y cómo se venía haciendo desde muchos siglos atrás.

Mujeres altamente conectadas y vinculadas con la naturaleza y que en su mayoría, fueron torturadas y condenadas a muerte durante la época de la Inquisición.

Si quieres conocer más detalle sobre la verdad histórica que subyace del fenómeno de las Brujas, no dejes de ver nuestro documental: “¿Por qué consideraban brujas a las mujeres?».

Brujas. Conociendo a la mujer sanadora.

Y si te has quedado con ganas de profundizar sobre temas relacionados con este fenómeno y aprender curiosidades muy interesantes y desconocidas, te invitamos a conocer nuestro Curso de “Brujas: El conocimiento de la mujer sanadora“ .

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *