Flexiones con soporte

Existen posturas de yoga que mejoran el sangrado excesivo, otras que te ayudan a rebajar el abdomen, te alivian los dolores de espalda y los calambres menstruales. También las asanas nos ayudan a relajarnos, reduciendo las punzadas de los órganos internos y el consumo de energía.