Masturbación en el tantra – Técnicas de auto conocimiento

La sexualidad suele ir ligada a una dualidad: tenemos la creencia de que el conocimiento nos llega a través del otro y es nuestra pareja la que tiene que conocer nuestro cuerpo, así como nuestros gustos y preferencias. Como parte del camino del desarrollo personal para tener una vida plena es necesario tener en cuenta que el verdadero conocimiento llega a través de nosotros mismos, por ello es clave prestar atención a la masturbación en el tantra.

Si hasta ahora no te has dedicado momentos para observar tu cuerpo, sus necesidades y escucharte desde la individualidad tómate tu tiempo; sólo teniendo una vida sexual plena en solitario podrás disfrutar de ella en compañía. Emplea las armas que tienes a tu alcance y deja que tus manos exploren sin tabús.

¿Conoces cómo fluye la energía en tu cuerpo? ¿Sabes que prácticas te producen placer y cuales no? ¿Eres consciente de tus ritmos?

Aprender a meditar es una práctica necesaria para establecer un vínculo con nuestro interior y elevar así nuestra sexualidad hasta cotas impensadas. No podemos ni debemos culpabilizar a nuestra pareja por las frustraciones que puedan surgir durante las relaciones, una vez interiorizado todo lo que debemos saber sobre nosotros mismos podremos guiar a al otro para llegar al éxtasis. Si no sabes proporcionarte placer por ti mismo, ¿cómo esperas que lo haga otro?

Ser auto suficiente aumentará la seguridad en ti mismo y eso es algo que se proyectará hacia el exterior. Quiérete en todos los sentidos, es la mejor vía para que te quieran y para vivir plenamente sin necesitar al otro de forma insana. Depender de alguien externo a nosotros nos impide avanzar y seguir creciendo.

La masturbación siempre ha tendido a ser un asunto que hay que guardar en secreto y que debe realizarse de manera rápida. Trátate con el mismo respeto que tratarías al otro, saber excitarse a uno mismo no siempre es tarea fácil, emplea tiempo para ello. Elige un lugar tranquilo, oculta los relojes y déjate llevar. Prepara la sala tal y como lo harías para disfrutar del sexo con tu pareja. Relaja tu cuerpo, suelta cada músculo y libera tu mente.

Emplea aceites y despierta todos tus sentidos a través de música, luz de velas, olores que te resulten excitantes, sabores o tejidos agradables. Todo tu ser entra en juego, no te centres sólo en estimular tus genitales, si vas más allá descubrirás cuáles son tus zonas erógenas y puede que hasta te des cuenta de que tu energía aumenta simplemente con un sonido, una respiración o un pensamiento.

Ya sea en solitario o en pareja, relájate, túmbate y permítete acariciarte sin prisa, despertando cada milímetro de tu piel, abriendo cada chakra y liberando tu chi. Emplea tus fantasías, deja que tu imaginación viaje y retorne con aquello que te haga vibrar, no cortes tus pensamientos y vuela con ellos. Muchas personas tienden a frenar sus fantasías impidiéndose experimentar con ellas.

Presta especial atención al músculo pubocoxígeo ya que está estréchamente ligado con la energía vital y sexual. Fortalécelo mediante los ejercicios de Kégel (contracción y relajación del suelo pélvico). El contraerlo durante la másturbación o la relación en pareja se incrementará notablemente el nivel de estimulación y placer.

Ten el cuenta que el recto es una zona con numerosas terminaciones y, por lo tanto, especialmente sensible. Si te atreves puedes investigar las sensaciones que te provoca su estimulación. Recuerda que solo debes hacer aquello que te apetezca, sin presiones, haciendo caso a tu cuerpo.

El orgasmo no ha de ser el fin último, vive el camino y aprende de lo que te vayas encontrando a cada paso. Para saber más apúntate a nuestro curso de tantra online.

 

5.00 avg. rating (98% score) - 1 vote
Televisión Consciente
Televisión Consciente es la plataforma de video en la que podrás encontrar clases de Yoga, cursos de meditación y tantra, un curso de superalimentos y miles de videos gratuitos de las temáticas que más te interesan.

Discussion — No responses