Propiedades del jengibre, una raíz altamente medicinal

28 de September de 2020

El jengibre es una planta perenne que se cultiva en zonas cálidas y húmedas. Se popularizó durante el imperio romano pero cayó en desuso tras su caída. En China o India lo han utilizado desde hace millas de años como base de su medicina.

Fue Marco Polo, en su viaje a oriente, quien lo recuperó y ahora se toma en todo el mundo de muchas maneras aunque su uso en cocina y en medicina está estrechamente relacionado con el consumo de la raíz.

El jengibre es un alimento que aporta múltiples beneficios ayudándonos a mejorar diversas afecciones si lo incorporamos a nuestra dieta. Cuando cortas la raíz y miras su aspecto por dentro, da la sensación de que es pura fibra, sin embargo un 50% de su composición son hidratos de carbono. Tiene altas dosis de vitamina C, minerales como el fósforo, zinc, manganeso o cobalto y por supuesto fibra, como buen rizoma. Contiene también flavonoides y tres componentes estrella que lo hacen mágico: Shogaloes - Gingeroles - Aceites Esenciales.

Propiedades que hacen al jengibre en un gran aliado:

  • Tradicionalmente se ha utilizado para tratar afecciones intestinales.Al estimular el páncreas, favorece la producción de enzimas que estimulan el proceso de la digestión, mejorando por ejemplo los problemas de flatulencia.
  • Su alto poder bacteriano es bueno para la flora intestinal, nos ayuda en problemas de úlceras, gastritis, o diarreas.
  • Tiene valiosas propiedades anti vomitivas. Se puede usar para mejorar las náuseas durante los primeros meses de embarazo y también las náuseas relacionadas con otras enfermedades y el uso de medicamentos. Va muy bien para los mareos en el coche o en barco, si se toma unas horas antes de viajar.

Mejora el aparato circulatorio: el jengibre nos ayuda a entrar en calor, favorece una buena circulación sanguínea, elimina el colesterol y fluidifica la sangre, previniendo accidentes vasculares. Va muy bien para problemas circulatorios de las piernas, enfriamiento de pies y manos, además de ayudar con migrañas y cefaleas.

Previene y ayuda a combatir los síntomas de la gripe y los resfriados, aliviando en especial la fiebre y los dolores articulares que provoca. Mejora la congestión de pecho y de nariz fomentando la eliminación de mucosidad, y desinflama las vías respiratorias en casos de sinusitis.

El jengibre es un buen antiinflamatorio y analgésico, alivia los síntomas del síndrome premenstrual; su efecto estimulante lo convierte en un gran aliado para personas con fatiga crónica, o depresión.

Si este artículo te ha parecido interesante no dejes de conocer más sobre los superalimentos.