Los remedios naturales

28 de September de 2020

Desde las civilizaciones más primitivas hasta las más modernas, desde las tríbus nómadas de cazadores a los primeros asentamientos de recolectores, desde el Sudeste Asiático hasta las profundidades del continente Sudamericano, los colectivos humanos siempre han tenido una persona o personas que se han dedicado a tratar las dolencias espirituales y médicas del resto de habitantes de la tribu, clan o pueblo.

Históricamente, y dejando de momento de lado la complejidad de las creencias espirituales y religiosas en las prácticas de salud, la medicina se ha basado en el uso de plantas y recursos naturales en diferentes medidas y preparados para tratar todo tipo de dolencia. La verdad es que, como casi todas las prácticas culturales, han evolucionado desde la observación y el aprendizaje del entorno y de los animales.

Aunque los chimpancés buscan hierbas medicinales para purgarse de posibles parásitos, no solo se auto medican las especies de animales con una alta capacidad para observar y aprender. De hecho, muchos lo hacen mediante comportamientos innatos, no aprendidos.

Por ejemplo, una especie de ovejas comenzó los frutos de los cafetos, una planta de la familia de las rubiáceas originaria de Yemen y Etiopía. Se comprobó que tras su ingesta, el comportamiento de las ovejas se volvía más dinámico y nervioso. Las mangostas, debido a su constante exposición a las serpientes al compartir ecosistema, se alimentan de Rauwolfia serpentina, una planta contiene un alcaloide que se usa para evitar las picaduras de la serpiente. También los rinocerontes, que utilizan la ingesta de taninos (lo que les da un color anaranjado a su orina) que ayuda a mantener su sistema urinario libre de parásitos.

Tanto la operación de sistema de animales y muchos otros, la mera fortuna o el ensayo y error, ha dado al hombre una gran lista de plantas que se usan en cada entorno para curar enfermedades. Éstas se han trasmitido de manera oral desde que el lenguaje se inventó. Con la marcha del campo a la ciudad, el hombre ha ido perdiendo su contacto con la naturaleza, y por tanto se ha perdido ese tipo de remedios que aún se conserva en su forma más pura en las aldeas más remotas.

Si quieres saber más sobre plantas medicinales , no puedes perderte nuestro curso en Televisión Consiente.