Relajar el rostro

Descripción     Más información

Las emociones se reflejan en el rostro. Si te sientes tenso tus músculos faciales tenderán a contraerse, de lo contrario, el semblante se ve con más vitalidad. El estado de ánimo no se puede ocultar y nuestra expresión facial da mucha información al respecto. En este vídeo trabajaremos cada gesto para devolver la serenidad al rostro y otras partes del cuerpo conectadas entre sí.

Hola, mi nombre es Silvia Jaén

Te doy la bienvenida a la sesión de hoy dedicada a abrir tus emociones, a sentir el cuerpo, a poder

desbloquear, a poder soltar, a sentir liberación cuando

practicas yoga

A poder reconocerte

con todas aquellas tensiones, con todos aquellos sentimientos, aquellas emociones que no llegan a salir

porque no hay una movilidad excesiva o adecuada en el cuerpo

Con esta sesión, vamos a ir viendo un poquito que, aparte de las posturas en sí, la respiración va a ayudarte a poder entrar y a poder sentir esas emociones para que puedas disfrutar, y para que te des el permiso y el lujo de poder sentirte

Vamos a empezar

con una

de una manera también muy importante en cuanto a expresar las emociones que es con la voz

La voz muchas veces olvidada ¿no? Se queda a un lado y es muchas veces la que nos reprime, la que precisamente

con la que precisamente no nos solemos llevar bien para poder expresar

todo eso que sentimos

Entonces

vamos a comenzar de la mejor manera que se puede hacer: una sesión de yoga que sea entonando el "OM"

Lo vamos a hacer varias veces, lo vamos a hacer desde

desde la sensación de sentir la vibración y el sonido en la parte más baja, luego la parte del centro y luego en la zona superior de tu cuerpo

Para eso, vas a adoptar una postura cómoda, con las piernas cruzadas

Si lo necesitas, siéntate encima de una manta o soporte que te haga tener la pelvis arriba y estés cómodo

Con las manos sobre las rodillas, estira tu columna, deja que tu cabeza quede en línea con ella y poquito a poco ve cerrando tus ojos

Primero, siente tu cuerpo

Como está

como lo notas

Deja que los hombros estén relajados, dirigiéndolos ligeramente hacia atrás siente

que hay espacio en tu cuello

que las piernas

se sueltan

Comprueba que

tu postura, es una postura que está presente, pero al mismo tiempo, muy relajada por dentro

Ahora, que sientes tu cuerpo

que puedes notar que está aquí

tranquilo, en calma

Lleva la atención a tu respiración, Respira profundo para que todas esas zonas a las que habitualmente solemos tener cerradas, por la tensión, por no expresar, por no sacar

Ahora puedes crear un espacio físico y con la respiración poder

ayudar a que esas zonas estén más blanditas, tengan más facilidad

para poder moverse y que puedas disfrutar, por dentro de tí

Lleva la atención

al vientre, a tu diafragma

garganta y frente

Entonamos el mantra OM

pero, entonándolo con ganas

disfrutándolo

dejando que salga desde lo más profundo de ti

Inspira

(Mantra OM) Tomar una inspiración profunda

Suelta el aire, sin derrumbar la postura

Muy bien

Con tus ojos cerrados, vas a juntar las palmas de tus manos, y vamos a empezar a frotarlas con fuerza, hasta generar calor en ellas

¡Fuerte, fuerte!

todo lo que puedas

Que sientas ya calor

Vale y cuando ya lo tengas

Haces un cuentito con tus manos y las colocas sobre tus ojos, sin presionarlos

Acércalas

lo que puedas a ellos, para sentir el calor

Relaja el rostro

Muy bien

Repetimos

¡Fuerte con las manos! Con las manos hay que separarlas de la cara cuando sientas que ya han enfriado

¡Fuerte, fuerte, fuerte! Que generes mucho calor

Y las pones sobre tus ojos

Relaja la mandíbula y el rostro

Y una última vez

¡Fuerte! Las colocas

dejando que ese calor vaya transmitiendo esa calma

y soltura

en tus ojos y en tu cabeza

Muy bien, despacito

mantén tus ojos cerrados

Lleva las manos sobre los muslos

y observa

esa sensación

en tus ojos y en tu frente

Respira profundo

Muy bien

Con el dedo corazón de tu mano derecha o tu mano izquierda, como tú prefieras, colócalo justo en el punto entre tus cejas, y presiona

lo suficiente, como para sentir

que estás haciéndolo pero, sin generar tensión en tu mano

Presiona

y deja tus ojos cerrados

Mientras tanto, relaja el rostro

En el rostro

El rostro es una zona del cuerpo en la que se reflejan muchísimas emociones, y que, muy rara vez dejamos sacar

Las contenemos en forma de tensión a la altura del entrecejo, a la altura de tus sienes

de los ojos

de la barbilla

Esa zona donde, suele temblarle a los niños pequeñitos, cuándo van a llorar y no

no pueden hacerlo en ese momento

Es una zona en la que se acumula mucho sentimiento, mucha emoción, y que

muy rara vez, le tomamos un tiempo para relajar y así, poder soltar Bien

ahora

Con los dedos índice de cada mano, colócalos

índice y corazón si lo prefieres, a la altura de tus sienes, y presiona, de la misma manera que antes lo has hecho

Lo suficiente

como para sentirlo, pero no tensar tus manos

Presiona

Podrás llegar a sentir el pulso Respira

profundo

Relaja tu mirada, cierra tus ojos si lo prefieres

Muy bien, ahora el dedo índice, corazón y anular los vas a colocar justo en el huesito dónde empieza la ojera, o el comienzo del pómulo

Presionas, de la misma manera que antes

Lo suficiente como para notar que el ojo

se va relajando

Siente, como todo el globo ocular se relaja

Nota la presión

No te quedes muy corto también en hacerlo

Siente la presión

Muy bien, ahora con el dedo índice y corazón vas a presionar justo debajo del pómulo, más bien hacia la oreja

Es un punto que es un poquito menos agradable presionar, pero en el que se acumula también, mucha tensión por falta expresión

Si lo ves, comienza en la mandíbula y es algo que no solemos tener muy entrenado a la hora de expresar, y por lo tanto, poder abrirnos a nuestras emociones, a nuestros sentimientos

Dolera más o menos si es

Qué es el caso en el que tú, no suelas hacerlo, no suelas expresar

Así que, presiona, con un poquito más de fuerza que en los otros puntos

Y suelta la mandíbula, déjala caer

Muy bien

Y ahora, con el dedo índice, presiona justo en la barbilla, en el huequito que está entre el labio inferior y en el comienzo de ésta

Presiona, que puedas notar la encía y los dos primeros dientes

¡Eso es! Y relaja la mandíbula

Presiona con fuerza, aquí un poquito más

Relaja la mandíbula

Muy bien

y aflojas

Observa las sensaciones, en el rostro ahora

Observa como de forma natural, la mandíbula cae

Es como si el rostro cayera hacia el esternón, mucho más ligero

Bien, vamos a colocar las palmas de las manos, en el rostro

Y ahí, vamos a arrastrar las manos, pasando por el pecho hacia el vientre

Como si quisieras

limpiar algo

De hecho, lo vamos a hacer

Así que observa la pasividad en el rostro cuando las manos, pasan por ahí delante

Suelta la mandíbula

Sueltas

y esto lo hacemos al mismo tiempo que sueltas el aire

Inspiras

Respiras

Y sueltas

Lo hacemos una vez más

Una vez más

Suelta la mandíbula

Deja que toda la piel se suelte y las manos quedan sobre los muslos

Respira profundo

Y suelta profundamente el aire, llevando la atención al rostro

Una vez más

Inspira

Y sueltas

Vale, así que nos vamos a poner de pie, para continuar

Nos vamos a poner en el centro de la esterilla

Bien

Y vamos a colocar las manos en los muslos

Los pies paralelos, bien

apoyados bien en el suelo

Y con las piernas flexionadas

Entonces, desde ahí, te vas a inclinar

¿Qué vamos a hacer con las manos? Empuja con los muslos

con ellas

en los muslos hacia atrás, para estirar bien tu columna

Desde la parte más baja hasta la parte más alta

Lleva los hombros y codos atrás, y sin dejar de empujar, con tus manos en los muslos, inspiras

Y quédate ahí unos instantes

Vas a notar que las costillas se van hacia los lados, y que el vientre se hunde, alargándose

Pues hay que mantener

ese gesto, ese movimiento, mientras continúas respirando normalmente

Así que, empuja con las manos

Inspiras profundo

Toca el vientre para comprobar cómo se alarga y se hunde

Y manteniendo eso, lleva la respiración hacia los lados

Te incorporas

enderezando tú postura

El diafragma, es esa zona

que

normalmente, no tenemos conciencia en ella y lo que hacemos es trabar

su movimiento

Lo cerramos, impidiendo de alguna manera que la respiración por supuesto se mueva mueva, y llegando a niveles más profundos

para sentir

sensaciones más útiles

Y, a esto me refiero con las emociones, se quedan en forma de nudo, en forma de presión

Tiendo a cerrar todo el cuerpo encorvándome, subiendo los hombros, cerrando el diafragma y esto, lo que conseguimos es no poder acceder a

A esa expansión, a esa soltura, para sentir

esa amplitud a la hora de la respiración y poder sacar, y poder expresar tus emociones

Conseguimos con esta postura, acceder

acceder al diafragma

en expansión y en movimiento

Vamos a hacerlo una vez más

Empujas con las manos en las piernas

Cuidado con los hombros

abajo y atrás igual que los codos y estiras tu columna hacia delante

El vientre, hacia dentro

Comprueba

Y respiras hacia los lados

Muy bien

Ahora, giras las palmas de tus manos, de esta manera, llevando los dedos hacia el interior de los muslos

Redondeas tu espalda, y tomas una inspiración profunda

Vamos a meter el abdomen, hacia dentro

"Uddiyana Banda" se llama

Es un Kriya, más que una postura de yoga Vamos

a llevar el vientre hacia dentro

De esta manera, el ombligo es como si quisiera pegarse a la zona lumbar, y las costillas van a abrirse hacia los lados

Presiona con las manos los muslos

¡Eso es! Redondea tu espalda

Piernas firmes, y el ombligo lo llevas hacia los muslos

Inspira profundamente

¡Eso es! Y la columna

Se estira ahora un poquito

¡Vale! Así que, cuando hagamos el gesto, recuerda, si quieres comprobar

lo vas a sentir, pero si quieres comprobar, meter la mano, dentro de ese espacio que va a crear tu estómago y a la altura del ombligo

Tendremos que contener la respiración, para que las costillas salgan y el vientre esté dentro

"Uddiyana Banda"

Inspiras

Siente el diafragma

Nota cómo se abre

Y

volvemos

¡Bien! Ahora, como hemos retenido un poquito la respiración, hemos practicado kumbhaka también

eh

"Uddiyana Banda" que es retención de la respiración

Toma un par de respiraciones profundas, llénate de aire y al respirar, relájate por dentro

Y siente, la movilidad en el diafragma

Muy bien, nos vamos a sentar sobre los talones

Ve hacia atrás en tu esterilla con los pies juntos, las rodillas separadas, nalgas lejos de los talones, y con las yemas de las manos en el suelo, vamos a crear de alguna manera el gesto de antes de la postura de "Uddiyana Banda"

Esto ocurre cuando estiras tu columna, inmediatamente el vientre se alarga siguiendo la dirección de la columna, accediendo directamente al diafragma

Bien, para ayudarte en esto y verlo más claro, tira de tus caderas hacia atrás y en ese momento vas a sentir como el vientre se hunde y se alarga para verlo con más claridad al mismo tiempo que tiras de tus caderas atrás, inspira profundo hasta que las costillas se expandan y el vientre se hundirá

Y cuando lo tengas, aquí si podemos respirar

llevas el pecho hacia el suelo

Respira de forma intercostal

Deja que el vientre siga entrando para acceder, de forma más profunda el diafragma

Respira

Permítete respirar profundo

Muy bien

Apoyas tus manos en el suelo, Caminas hacia los talones Y quedas con los pies juntos y las rodillas un poquito más separadas entre sí

Dejas

las nalgas sobre los talones y respira

Muy bien

Nos vamos a tumbar, pero vamos a hacerlo en Viparita karani

Vamos a utilizar dos mantas

Y una vez que las tengas, pasamos a enroscar, así

Una vez que hemos hecho este rollito lo vamos a colocar ahí

Bueno mejor a un lado

Aquí

Mejor a un lado

Ponlo mejor a un lado

Te tumbas sobre tu espalda Vale

Cuando tengamos esto, cogemos el rollito, Y lo vamos a colocar debajo del sacro

Justo debajo del sacro, no en las lumbares

Vale

Lo vamos a colocar debajo del sacro, no en las lumbares y vamos a subir las piernas hacia arriba

De esta forma, con unas respiraciones profundas, poder soltar

Limpiar

Eliminar cualquier tipo de tensión para poder sentir

Para abrir esta zona, para abrir sentimientos, para dejar que salgan

Entonces

Si yo estoy con las piernas arriba y estoy poniendo tensión en el vientre para sostenerlas, habrá que mover la manta, arriba, abajo, como haga falta hasta que no sientas ningún tipo de tensión en esta zona

Cuando lo tengas, dejas los brazos, a los lados del cuerpo, relajados, pero las piernas activas

Te quedas aquí

Con las piernas activas, los pies activos, brazos, y vientre en calma

Garganta de relajada

Extiende tus empeines al inspirar como una bailarina, al expirar

Dedos hacia ti

Inspiras

Expiras

Y al espirar flexionas para bombear ahí un poquito la sangre, de tus piernas

Vale y doblas tus rodillas, para abrazarlas, y dejas que descansen

Sigue observando el vientre

Por la posición de la manta

Por la posición de la pelvis, mejor dicho

y con la ayuda de la manta, el vientre en esta posición sigue hundiéndose sin que tú hagas ningún esfuerzo

Accedemos al diafragma

Nota la expansión de las costillas, y ahora respira profundo

Bien

Apoyas los pies sobre el suelo, elevas las caderas para sacar las mantas, y dejarlas ahí, donde no molesten

¡Eso es! Extiende tus piernas, comprueba que la postura está recta y relaja tus brazos, completamente

Toma un par de respiraciones profundas

Siente el peso de tu cabeza

y relaja

Siente el peso de brazos

y manos

Y suéltalos

Relaja y hablando a tu espalda, hablando a las nalgas

Afloja tus piernas

y abandona profundamente tus pies

Relaja el diafragma sintiendo su movimiento ya

más fluido más relajado

y en calma

Vale y aquí se alarga 5 minutos más

Toma un par de respiraciones profundas para volver a conectar con tu cuerpo

Muévete y estírate como apetezca, como sienta

si necesites

Toma un par de respiraciones profundas y luego expulsa con claridad el aire por tu boca, liberándote y soltando

Gira, sobre tu lado derecho

Con la ayuda de las manos, nos vamos sentando

Unos instantes

para sentirte, para notarte bien de nuevo

Tu cuerpo ya desde otra perspectiva, con otra sensación y otra intención, que es abrirte a la emoción

desbloquear, estirar, relajar, soltar, Y expresarte

por medio de tu cuerpo

De la forma que tú desees o necesites, pero abrir

abrirte a las emociones

Muchas gracias, por estar ahí

Que tengas un buen día

Namasté

Los lados

Audio y subtítulos

Audio:

  • Español

Subtítulos:

  • Español
  • Inglés

Videos relacionados

Relajar el rostro
Locked

Relajar el rostro

12 Sobre el Prana
Locked

12 Sobre el Prana

Estructurar y desestructurar
Locked

Estructurar y desestructurar

Pelvis en movimiento
Locked

Pelvis en movimiento

09 Energía y chakras
Locked

09 Energía y chakras

Apertura emocional
Video unlocked

Apertura emocional

Hatha Yoga restaurativo

Hatha Yoga restaurativo

39 Palabras de budda
Locked

39 Palabras de budda

Sesión de Bija Mantras a través de la práctica de yoga - Lalita Devi
Locked

Sesión de Bija Mantras a través de la práctica de yoga - Lalita Devi

Hatha Yoga restaurativo
Locked

Hatha Yoga restaurativo