canal osho premium And ["canal","osho","premium"]

En+tan+profunda+meditaci%C3%83%C2%B3n+-+OSHO+Talks+Vol.+3

Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

oshoosho,canal

imagen premium

En tan profunda meditación - OSHO Talks Vol. 3

¿Cuál es el problema más grande del mundo, según Osho? El hombre, nos responde. El hombre particular que somos tú y yo. Olvidémonos del ser humano, de la humanidad. La realidad es individual y nos hemos empeñado en negarlo, imponiendo las abstracciones, los universales, lo irreal, en suma. ¿Sabes lo que significa ese lema tan repetido de vivir para la humanidad? Significa que no vivas para ti mismo, que te niegues en tu individualidad. Sin embargo, tu vida es tuya y es imposible delegarla. No hay otra alternativa que enfrentarse a la necesidad de vivirla y tener el coraje suficiente para hacerla tuya de manera genuina. Según Osho: El hombre de la estatua entró en tan profunda meditación que llegó a iluminarse antes que Bharat. Y cuando el padre llegó hasta su lado, quedó desconcertado al ver a sus dos hijos en meditación y a Bahubali iluminado. Él nunca hubiera pensado que Bahubali se iluminaría. Era un luchador, un guerrero; habría conquistado el mundo entero – pero iluminarse… Incluso su padre no podía creer que el hombre pudiera tener tanta libertad. Y ¿qué le ocurrió a Bharat, quien siempre estuvo prácticamente iluminado? Estaba casi al borde – y ahí seguía todavía. ¿Qué se lo impedía? Cuando Bharat abrió los ojos y vio a su padre y a su hermano – y que su hermano era solamente una luz luminosa, una paz, un silencio tan denso y espeso – preguntó a su padre “¿Qué ha ocurrido? – porque yo he venido antes que él y he estado meditando aquí.” El padre le respondió, “Nada, tan sólo la idea de que tú has hecho algo sin precedentes en la historia, algo único. Ha habido reyes que renunciaron al mundo, ha habido reyes que no han renunciado al mundo. Tú eres el único rey que ni siquiera ha aceptado un reino; por tanto, la cuestión de la renuncia no pudo surgir. Tú eres único – y esa pequeña idea es una fina capa de ego que te está impidiendo llegar.

Relacionados