canal osho premium And ["canal","osho","premium"]

He+ido+coleccionando+libros+desde+los+d%C3%83%C2%ADas+del+instituto+-+OSHO+Talks+Vol.+11

Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

oshoosho,canal

imagen premium

He ido coleccionando libros desde los días del instituto - OSHO Talks Vol. 11

En el volumen 11 de The Osho Collection el místico contemporáneo comparte una invaluable reflexión sobre uno de los sentimientos que nos causan mayor sufrimiento: los celos. Según Osho: Le dije al Doctor Saxena, “A veces la cosas también pueden funcionar de manera distinta. Simplemente espera.” Y, en verdad, funcionaron a mi manera porque mis contestaciones eran muy ricas y muy originales, ya que nunca me preocupé por los libros de texto. Evité los libros de texto porque estos pueden atascarse en tu mente. Nunca compré libros de texto. Sin embargo, desde los días del instituto siempre he estado coleccionando libros. Te sorprenderá que para cuando me matriculé había leído miles de libros y recopilado cientos de libros yo mismo – y grandes piezas maestras. Había terminado con Kahlil Gibran, Dostoyevski, Tolstoy, Chéjov, Gorki, Turguénev – lo mejor en cuanto a lo que concierne a lo escrito. Cuando había terminado el grado medio, estaba acabando con Sócrates, Platón, Aristóteles, Bertrand Russell – con todos los filósofos que podía encontrar en la biblioteca, en cualquier librería, o prestados por cualquiera. En Jabalpur existía un hermoso lugar de donde era un visitante diario; al menos iba durante una hora o dos. Se llamaba “el Mercado de los Ladrones”. Allí se vendían cosas robadas, y yo iba a por libros robados porque mucha gente robaba libros y los vendía, y así conseguía libros muy hermosos. El primer libro de Gurdjieff lo conseguí en el Mercado de los Ladrones, y el libro de Ouspensky, “Fragmentos de una enseñanza desconocida,” también El libro costaba cincuenta rupias; allí lo conseguí por media rupia, porque en el Mercado de los Ladrones los libros se vendían al peso. A esa gente no le importaba si eran de Ouspensky, Platón o Russell. Todo era basura; tanto si comprabas periódicos como si comprabas a Sócrates era el mismo precio. He recopilado en mi biblioteca miles de libros del Mercado de los Ladrones. Todo el mundo me solía preguntar, “¿estás loco o algo así? ¿Por qué vas constantemente al Mercado de los Ladrones? – pues la gente no iba allí. No está bien el ser asociado con el Mercado de los Ladrones.” Yo les decía, “No me importa. Está bien incluso si piensan que soy un ladrón.” Para mí el Mercado de los Ladrones fue la mejor fuente de libros – incluso libros que no pude encontrar en la biblioteca de la universidad los encontré en el Mercado de los Ladrones. Y todos los libreros vendían libros robados y todo tipo de cosas robadas.

Relacionados