canal osho premium And ["canal","osho","premium"]

Llegar+a+iluminarse+es+un+derecho+de+nacimiento+-+OSHO+Talks+Vol.+5

Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

Llegar a iluminarse es un derecho de nacimiento - OSHO Talks Vol. 5

Esta es la segunda parte de la charla que Osho dedica a responder a una serie de preguntas de importancia crucial sobre el crecimiento espiritual: ¿existen diferentes estados de crecimiento, ¿cómo las personas que se encuentran en estados diferentes pueden ser de utilidad para los demás? Según Osho: Tu énfasis siempre ha sido que todo ser humano tiene por nacimiento el derecho a iluminarse, que no se trata de nada especial. Sin embargo, no hay mucha gente que reclame ese derecho o que estén siquiera interesados. ¿Por qué no lo están? ¿Hay algún ingrediente, alguna cualidad que haga a algunas personas más interesadas en su investigación que otras? El simple hecho de que sea el derecho de nacimiento de cada ser humano se lo impide. No es un desafío. El ego no está interesado. Es su derecho de nacimiento. No es nada sobre lo que el ego pueda jactarse. Preferirá ir a la luna, lo que no es su derecho de nacimiento. Por muy tonto que pueda ser, preferirá subir al Everest. Ese no es su derecho, pero el ego se interesa sólo por cosas que te hacen sentir superior, más alto, más especial, famoso, célebre Al ego no le interesa algo que llevas en ti desde tu nacimiento. Está interesado en cosas extraordinarias. Cuánto más difícil sea la tarea, más interés tiene el ego. Y la iluminación es la cosa más simple de la existencia, lo más natural. Por tanto, al ego no le interesa. Así es como surge el problema. En el momento en que nace el niño, a nadie le interesa su naturaleza, su potencial, sus posibilidades de crecimiento. A nadie le interesan los derechos del niño.Todo el mundo está interesado en hacer de él alguien muy especial – un Alejandro Magno, un Beethoven, un Picasso, un Albert Einstein, un Mao-Tse-tung – alguien que haga historia. Tu madre, tu padre, tus profesores, tus sacerdotes, todo el mundo te ayuda a apartarte de ti mismo tanto como sea posible. Y esa distancia es la fuerza del ego. Cuanto más lejos estés de ti mismo, mayor es tu ego.

Relacionados