canal osho premium And ["canal","osho","premium"]

El+hombre+tiene+un+destino+-+OSHO+Talks+Vol.+3

Iniciar Sesión Ayuda

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +

oshoosho,canal

imagen premium

El hombre tiene un destino - OSHO Talks Vol. 3

¿Cuál es el problema más grande del mundo, según Osho? El hombre, nos responde, el hombre particular que somos tú y yo. Olvidémonos del ser humano, de la humanidad. La realidad es individual y nos hemos empeñado en negarlo, imponiendo las abstracciones, los universales, lo irreal, en suma. ¿Sabes lo que significa ese lema tan repetido de vivir para la humanidad? Significa que no vivas para ti mismo, que te niegues en tu individualidad. Sin embargo, tu vida es tuya y es imposible delegarla. No hay otra alternativa que enfrentarse a la necesidad de vivirla y tener el coraje suficiente para hacerla tuya de manera genuina. Según Osho: El hombre no tiene destino – a pesar de que te hayan dicho durante miles de años que tienes un destino. Esto es a lo que yo llamo una manera astuta de engañar, explotar a la gente. Ahora bien, cuando se dice que el hombre tiene un destino, nunca piensas en un tren. Únicamente los trenes tienes destinos, estaciones. Pero las bellas palabras a veces escoden horrendas realidades. “El hombre tiene un destino” – Llevo oyendo esto desde mi infancia, y cada vez que alguien me lo ha mencionado de alguna forma, he tenido que decir, “Por favor, no me insultes.” Cuándo lo dije a uno de mis profesores, se quedó pasmado. Me dijo, “No te estoy insultando. Tener un destino no es un insulto, es la cosa más honorable de la vida.” Le contesté, “Puede que lo sea para ti, porque no entiendes lo que estás diciendo. El destino significa predeterminación; mi mañana está determinado con antelación por alguien. Y ni siquiera he sido consultado – como si no fuera conmigo, no soy nadie, tan sólo una tirada de cartas en las manos de alguien, que hará lo que quiera conmigo. El juego que quiera jugar será mi destino. Y, ¿esto se piensa que es respetuoso?” Y el profesor no estaba diciendo ninguna locura. Esto es lo que se piensa en todas partes del mundo. Le dije, “Puedo entender el por qué te sorprendes, pues nunca te has parado a pensar sobre la palabra destino. ¿Cómo puedo tener un destino? Yo no lo he determinado. Entonces, ¿quién es quien lo determina? Y ¿qué derecho tiene a determinarlo? Ni siquiera me ha pedido permiso. No le conozco, no me lo han presentado. Al menos, por cortesía, debería haberme pedido permiso. “Este va a ser tu destino -- ¿te gusta o no?’ Pero nadie se ha tomado tanta molestia.” El hombre no tiene destino… Y te digo que es únicamente el hombre quien no tiene destino. Los perros lo tienen; los búfalos lo tienen; los burros lo tienen. Se mueven por caminos fijados. Todos los asnos a lo largo de millones de años han vivido la misma vida rutinaria: el nacimiento, el romance y las dificultades del matrimonio, los hijos, la vejez, las esperanzas rotas, los sueños incumplidos y la oscuridad de la muerte. Todos los asnos han vivido de este modo, aún siguen viviendo así – pero el hombre no. De hecho, quiero decirte que no todos los hombres se comportan como hombres.

Relacionados